Reducir el consumo de sal para evitar muertes

El consumo de sal sigue siendo excesivo en la media de la población, de aquí que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido como próxima meta el reducir a 5 gramos la ingesta de sal en la dieta, lo que equivale a una cucharadita por persona para el año 2025. En la actualidad, el promedio de consumo de sal se sitúa en los 9 gramos (casi el doble de la recomendada).

Esta reducción es necesaria para prevenir enfermedades cardiovasculares a nivel global y, por ende también, salvar millones de vidas al año. En este sentido, un reciente estudio encabezado por el profesor Francesco Cappuccio -cuyos resultados fueron publicados en el British Medical Journal-, pudo demostrar que una reducción de tres gramos de sal al día podría evitar hasta 8.000 muertes por ictus y hasta 12.000 por cardiopatías coronarias, sólo en el Reino Unido.

Los expertos han destacado que el mayor porcentaje de sodio no se consume tanto por la sal añadida en plato, sino más bien a través de los alimentos envasados, de aquí que haya que lograr la colaboración de los fabricantes para disminuir el agregado de sal en los productos alimenticios.

De hecho, cerca del 70 por ciento del total de sal consumida es por intermedio de los alimentos envasados y de productos consumidos fuera del hogar. En consecuencia, el 30 por ciento correspondería a la sal agregada en casa, o bien cocinando o con el salero.

Los expertos consideran que hay que encarar el problema desde varios puntos: a través de campañas de sensibilización pública, de la reducción progresiva de la sal en los alimentos procesados, y dl control del proceso a través de una topografía de la ingesta de sal de la población.

Cappuccio hizo hincapié en que “debe ser reconocida la gran responsabilidad de los fabricantes de alimentos en la contribución a disminuir la epidemia de enfermedades cardiovasculares“.

La colaboración del mercado, la industria, la sociedad, los gobiernos y de todos los que se necesitan para desempeñar este proyecto es fundamental. Sin embargo, la negación y la dilación serán costosas en términos de enfermedades evitables y de gastos “, concluyó el experto.

Fuente 20minutos.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz