Realiza una dieta equilibrada para engordar sanamente

engordar

Cuando tu Índice de Masa Corporal

es inferior a 18, se puede considerar que estás bajo de peso. Es en este momento en el cual debes comenzar a pensar en subir de peso, ya que si no lo haces puedes sufrir algunas dolencias difíciles de curar, ya que no tendrás las defensas suficientes para afrontarla.

Veamos a continuación la siguiente lista de los alimentos que puedes consumir para engordar.

Consejos útiles antes de comenzar

Si comienza incluyendo en tu dieta diaria los alimentos para engordar, principalmente de manera saludable, podrás recuperar tu peso ideal.

Por un lado, te ayudarán a aumentar tu masa muscular, ganar volumen y subir los kilos que te faltan. Pero, si lo haces de forma saludable, no permitirás que se depositen donde deben. Ten en cuenta que las calorías deben aumentar, pero también la calidad de las mismas.

Si tu objetivo es aumentar medio kilo por semana, necesitas incorporar al menos 500 calorías diarias. Para subir un kilo de peso, se necesitan 7.000 calorías adicionales.

Debes elegir aquellos alimentos que aportan mejores nutrientes y no son perjudiciales para la salud para no contraer problemas digestivos u otro tipos de trastornos, a causa de esta ingesta adicional.

Dieta equilibrada

Este punto es esencial, si no lo logras hacer terminarás consumiendo muchas calorías y no conseguirás tu objetivo, sino una serie de complicaciones que te obligarán a ir al médico. Por este motivo, te mostramos cómo debe ser la dieta equilibrada que seguirás.

1- Fracciona la dieta en 6 comidas al día, no siempre pueden ser de la misma cantidad.

2- Come cuando tengas hambre aunque falte para la cena.

3- Come en un ambiente relajado y agradable.

4- Consume alimentos de elevado valor nutritivo. Para eso, puedes enriquecer los platos más ligeros con los siguientes:

• Queso, mantequilla, margarina o aceite en sopas, purés, cremas, salsas, para untar en pescado y carne…

• Nata o crema de leche: en postres, en purés (para obtener cremas), cereales, macedonias, salsas…

• Enriquece con miel, azúcar, glucosa o mermelada los cereales, batidos, frutas, chocolate, galletas…

• Añade frutos secos (almendras, avellanas, cacahuetes, nueces, piñones, pistachos, etc.) en postres, desayunos, carnes y pescados…

• Bebe zumos de frutas en vez de agua pero, hazlo entre las comidas, no durante ellas para que no limiten tu capacidad gástrica.

5- Cuida la presentación de los alimentos.

6- Agrégale especias suaves a tus comidas.

7- Los tipos de cocciones que se recomiendan son: rebozados, fritura.

8- Consume fibra alimentaria en la fruta y en los zumos de frutas para obtener fibra con más calorías.

Vía: abcdietas.com, remedios.innatia.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz