Quemaduras domésticas, qué hacer

Que no te sorprendan las quemaduras: desde una quemadura por aceite hasta una por la plancha, este imprevisto suele suceder a menudo en los hogares. Según los especialistas, hasta un 60 por ciento de este tipo de incidentes que se atienden en los hospitales se dan en las casas, y si bien algunos de ellos no tienen mayores consecuencias, otros sí. En todo caso, siempre es bueno estar informado y saber cómo actuar.

Los lugares del hogar donde más se producen quemaduras suelen ser, como es de suponer, la cocina y el baño, ya que allí se encuentran los mayores riesgos, como son los aparatos eléctricos, el fuego y/o sustancias químicas corrosivas.

Pues bien, el qué hacer inmediatamente después del incidente dependerá de la naturaleza de la quemadura: si se trata de una térmica, eléctrica o química, ni bien se haya interrumpido el contacto con la fuente en cuestión se recomienda aplicar abundante agua fría sobre la zona “ya que esto permite retirar los restos del agente causante, disminuye la inflamación y alivia el dolor“, explicó al respecto Eduardo López-Bran, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Si la lesión es leve, se puede aplicar un antiséptico y un apósito para reducir el riesgo de infección, aunque habrá que esperar al menos una hora después del incidente, una vez se haya reducido la inflamación y el dolor.

Una duda que suele surgir en cuándo hay que concurrir al hospital: “cuando hay más de un 10 por ciento de la superficie de la piel afectada de forma considerable es necesario acudir“, indicó López Bran. En este sentido, para saber a cuánto equivale este 10 por ciento, añadió: “hay una gran afectación si el área dañada es superior a la que ocuparían diez palmas de la mano“.

Así también hay que saber diferenciar el tipo de quemadura, ya que “no es lo mismo una quemadura solar que por agua hirviendo“. Y siempre habrá que recurrir a ayuda profesional cuando las quemaduras sean producto de electricidad o tras haber ingerido alguna sustancia corrosiva y si durante el accidente se han respirado humos.

De igual modo, habrá que hacerlo si resultaron afectadas la cara, genitales, pies o manos y siempre que la persona padezca alguna enfermedad crónica grave, como una cardiopatía o trastorno respiratorio, es todos los casos será aconsejable cubrir la zona quemada con paños mojados y trasladarla al hospital lo más rápido posible.

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz