Qué tipos de quemaduras hay y cómo actuar ante una de ellas

Las quemaduras son muy molestas y pueden llegar a ser graves:  las quemaduras aparecen en la piel ante alteraciones causadas por agentes físicos, químicos, eléctricos o incluso biológicos. Pero en su mayor medida se ocasionan por el fuego o por líquidos a elevadas temperaturas, y son uno de los principales accidentes domésticos.

Además, destaca que, según datos estadísticos, el 70 por ciento de las quemaduras tiene como protagonistas a niños menores de 4 años. Desde la Clínica Universidad de Navarra se han compartido consejos sobre cómo actuar ante un caso de quemadura, muy importante para, llegado el momento de un accidente de esta naturaleza, saber cómo actuar.

En principio, habrá que retirar todo objeto o elemento que esté en contacto directo con la piel (sea un anillo, relojes, etc) y tranquilizar al afectado. Vale conocer también los distintos grados posibles de la quemadura:

*De primer grado: son las más superficiales, presentan enrojecimiento de la piel y mucho dolor.

*De segundo grado: algo más profundas, también con enrojecimiento y la aparición de ampollas. Son muy dolorosas al contacto.

*De tercer grado: ya más profundas, comprometen también las capas más internas de la piel. Son de aspecto pálido y no son dolorosas. Cuando afectan más del 30 por ciento de la superficie corporal, se corre el riesgo de muerte.

Pues bien, cuando se trate de una quemadura de primer grado habrá que aplicar agua fría inmediatamente después del episodio, durante unos diez minutos cuanto menos, y cubrir luego con compresas frías. Un dato no menor: no hay que aplicar hielo sobre la zona quemada, ya que puede agravar el cuadro.

Una vez se haya aplicado el frío, se deberá secar la zona afectada y cubrir con un apósito seco. Se recomienda inmovilizar la región y beber abundantes líquidos.

Si se trata de una quemadura de segundo grado, se deberá lavar con agua fría durante unos 5 a 10 minutos. Si la ampolla que se forma está intacta, no se debe romper, ya que es una defensa natural. Se deberá desinfectar con un antiséptico y colocar un poco de pomada para quemaduras, luego un apósito limpio y seco, y salvaguardar la zona afectada de golpes o roces.

Si, en cambio, la ampolla está rota, se tratará como a una herida: con las manos bien higiénicas, desinfectar la zona con un antiséptico y con una pinza y tijeras estériles ir cortando la piel muerta de alrededor. Desinfectar nuevamente y cubrir con un apósito estéril. En caso de dolor, se podrá recurrir a un analgésico suave.

Finalmente, cuando sea de tercer grado no habrá que retirar restos de ropa, ni romper ampollas ni tampoco aplicar pomadas. Lo más adecuado será lavar la zona con abundante agua fría durante 5 a 10 minutos y después envolver la zona o a la persona (si son muy extensas) con una sábana limpia o vendaje estéril humedecido con agua o suero.

Entran dentro de esta clasificación las quemaduras de mas de 5 a 8 cm de diámetro o las que afecten las manos, pies, cara, genitales o articulaciones importantes.

Inmediatamente luego de deberá concurrir a un centro sanitario. Durante el traslado habrá que estar atento al nivel de conciencia, la respiración y el pulso de la persona afectada.

Vía 20minutos

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz