Qué son los smoothies y consejos para disfrutarlos en casa

Qué son los smoothies y consejos para disfrutarlos en casa 1

El smoothie se caracteriza por ser suave y cremoso (de aquí su nombre, que proviene del inglés: “smooth” significa suave) y es, básicamente, un licuado que incluye entre sus ingrediente frutas o verduras y elementos lácteos (los que le dan su consistencia particular). Entre los más conocidos, se cuentan el “green smoothie“, que se ha hecho bastante popular últimamente por los efectos beneficiosos que se le atribuyen sobre el organismo.

La diferencia principal entre un smoothie y un batido clásico es su textura y consistencia: es cremosa y suave, algo que se consigue gracias a los compuestos lácteos que se le incorporan, que puede ir desde yogures naturales hasta helados de crema o natilla.

Pero también comparte con los licuados y batidos tradicionales el contar con frutas y/o verduras varias: su principal fuente de vitaminas y nutrientes. Según su gusto, puede tomarse como antesala a una comida, en el desayuno o bien como tentempié a media tarde.

Son una excelente forma de consumir nutrientes, tanto para grandes como para los más chicos (a los que quizás a veces se hace más difícil convencerlos para comer fruta y verdura).

Los smoothies de fruta y verduras suelen llevar un añadido de zumo de fruta o de lácteos, ya sean yogures, helados o leche, para hacer la mezcla más cremosa o más ligera según los gustos y tipos de verduras y frutas que se utilicen. El resultado que se obtiene tras batir todos los ingredientes es una mezcla de consistencia espumosa y cremosa muy apetecible.

De esta forma, los batidos reúnen el agua de la fruta -excelente para hidratar nuestro organismo-, las vitaminas y las sales minerales. Con respecto a la fibra, si bien aportan, gran cantidad se pierde al desechar la cáscara o parte de la fruta.

Consejos para obtener los mejores smoothies caseros

En caso de que las frutas principales sean cítricas (naranjas, mandarinas, pomelo, etc), lo mejor será reemplazar la leche por yogur ya que sino la acidez cortará a la primera. Otra opción, aunque ya más calórica, será emplear helado cremoso.

Otras frutas, ya con mucha pulpa y poco zumo,como las fresas, melocotones, manzanas, plátanos, sí permiten una mezcla con leche sin que su sabor o aspecto se vean alterados. También es posible añadir leche de soja u otra variedad vegetal, helados y, por supuesto, agua helada para los smoothies muy potentes con verduras crudas, como las espinacas.

Ten presente: siempre utiliza frutas y verduras frescas, de temporada, bien limpias y en su punto de madurez justo. Además, en las épocas en las que hay mucha cantidad de algún tipo de fruta, servirá para sacar partido a esas frutas ligeramente tocadas, feas de aspecto pero ricas de sabor: se elimina la parte más tocada y se aprovecha el resto de la fruta sin problemas.

Para preparar un excelente smoothie es tan importante una buena combinación de los ingredientes como cuidar la forma de presentarlos. El envase más recomendado es una copa o un vaso de cristal alto (donde se sirven de manera habitual los refrescos).

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz