Que la comida sea tu medicina y aliada

La comida puede ser nuestro gran aliado o nuestro gran enemigo, cada vez más gente toma conciencia sobre la importancia de elegir los alimentos correctamente, y sobre tener una buena nutrición. Dentro del gran universo de alimentos, hay algunos de ellos denominados “superalimentos“, por su alto poder nutritivo y los beneficios que reportan para nuestra salud.

Dentro de esta nómina de alimentos saludables el aceite de oliva ocupa un lugar privilegiado: si bien las grasas son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, no hay que perder de vista dos puntos, su calidad y cantidad. En principio, la recomendación básica es que no superen el 30 por ciento de las calorías ingeridas por día.

Así también, y muy importante, es incorporar de las grasas “buenas”, donde el aceite de oliva es la “estrella”. Sus ácidos grasos monoinsaturados (oleico en un 80 por ciento) son de ayuda para reducir el colesterol malo (LDL), y también para aumentar el bueno (HDL). Además, el corazón y organismo se ve favorecido por la presencia de ácidos grasos omega-3, 6 y 9.

El aceite de oliva extra virgen se lo ha vinculado con varias ventajas: además de protector del corazón, se lo considera de ayuda para reducir la presión arterial, y un estudio del año 2000 había encontrado también beneficios para los diabéticos tipo II.

Así también, en primer lugar de alimentos saludables se ubican las frutas y verduras: son fuente sana de vitaminas y minerales, de fibra y de agua, todo lo cual las hace ser imprescindibles para nuestra buena salud. Se pueden combinar como se quiera, y comer también, casi, cuántas se quieran. Son fuente de antioxidantes y ayudan al organismo y a sus células y tejidos a mantenerse más jóvenes y en mejor estado, por más tiempo.

Los frutos secos constituirían el tercer elemento de este “podio” de superalimentos. Su acción más valorada es que actúan reduciendo el nivel de colesterol total, al tiempo que disminuyen la viscosidad sanguínea, lo que también reduce la formación de trombos. Esta propiedad se debe a su alto nivel de ácidos grasos omega-3, presentes en todas las variedades, pero más que nada en las nueces.

De todos modos, no hay que perder de vista que los frutos secos son altos en calorías, por lo que no se recomienda consumir más de 3 a 6 unidades por día, más si se tiene problema con el peso. Pero más allá de esta advertencia, sus ventajas irían aún más allá: según un estudio de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), las nueces también combatirían la diabetes tipo II, ya que incrementarían la capacidad del organismo para utilizar la insulina, regulando así los niveles de glucosa.

Vía RevistaPrevenir.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz