Todo sobre lo que hay que saber de los tatuajes en los ojos

ojos

Muy conocido como tatuaje escleral o eyeball tatto, esto se trata de una tendencia que comienza a ganar adeptos en varios países, principalmente en los países de Europa.

Este tipo de tatuajes consisten en tras una anestesia local se intacta en la esclerótica, que es la parte blanca de los ojos, una tinta que se esparce tiñendo el contorno del iris de casi cualquier color.

Los oftalmólogos advierten que esta práctica puede provocar una disminución visual con el paso del tiempo, llegando incluso a la ceguera.

Según detallan, la inyección de tinta puede causar daños irreparables tanto si la punción es demasiado profunda como si se coloca muy superficial, esto es porque la capa sobre la que se trabaja tan solo mide 1 mm de espesor. A esto se le suman otros peligros como son las infecciones e inflamaciones, la migración de la tinta hacia dentro del ojo y de ahí al resto del organismo esta es una situación cuyos efectos son desconocidos, además las ulceraciones, abrasión permanente, el rechazo de la tinta, como así también una alta posibilidad de perforar el ojo ya que la capa que se tatúa es a que mantiene la estructura del órgano visual.

¿Y acaso esto seria solo una moda? Múltiples voces son las que se reúnen alrededor del tatuaje escleral, que despiertan rechazo o admiración pero que a nadie deja indiferente. Algunos consideran que se trata de una autoflagelación. En la vereda de enfrente están quienes defienden esta moda como una expresión de su individualidad, de la libertad y soberanía que tienen sobre sus cuerpos. Para ellos, es lo mismo que el uso de piercing, implantes corporales y dentales, expansores en las orejas y tatuajes clásicos.

Por otro lado están los tatuajes que en vez de colocarles tintan insertan una delgada pieza de joyería, esto demora entre 10 y 15 minutos y ronda de los 4 mil dólares en los Estados Unidos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Rocio Sollier

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz