Qué cuidados se tienen que tener en la alimentación de un paciente con HIV

Si bien el VIH es una enfermedad de naturaleza virósica -infectocontagiosa-, y no metabólica, el paciente con Sida también debería tener en cuenta ciertos aspectos con relación a su alimentación, ya que de su calidad y cantidad también dependerá en parte el éxito del tratamiento y la evolución de su día a día.

Por ello, y con un objetivo informativo, compartiremos en Vitadelia algunos puntos a considerar para estos casos especiales.

La tarea de adecuar la dieta al paciente dependerá del estadío en que la enfermedad se encuentre. De manera general, deberá contemplar algunas sintomatologías frecuentes, como son los síntomas hematológicos y los gastrointestinales.

Con respecto a los primeros, puede suceder que las personas con HIV positivo sean mucho más susceptibles a sufrir de anemias o trombocitopenia de mecanismo inmunológico, por lo que habría que reforzar el consumo de hierro a través de carnes rojas magras, aves, hígados, almendras, entre otros.

Así también, se indica cuidar la ingesta de Vitamina C, para favorecer la absorción del hierro y prestar atención a no combinarla con la de lácteos, postres, flanes y quesos, para que el calcio que aportan estos alimentos no interfiera en la absorción del hierro.

En cuanto a los posibles trastornos gastrointestinales, se puede decir que suelen presentarse ante una posible intolerancia a la medicación o por infecciones oportunistas. De aquí se se recomiende el consumo de alimentos de fácil digestión, cocidos y procesados.

Por el contrario, cuando se presenten estos síntomas gastrointestinales, se deberían evitar los alimentos crudos -o limitarlos al máximo-, tales como frutas y verduras, cereales y también legumbres. De igual modo, procurar no comer alimentos muy picantes, frituras y grasas.

Finalmente, se recomienda prestar especial atención al consumo de proteínas de alto valor biológico, como lácteos desnatados y quesos magros, huevos y claras, además de las carnes, sean rojas como blancas, ya que el incorporar estos nutrientes en cantidades adecuadas (1,5 a 2 gramos por kilo de peso por día), es necesario para evitar el catabolismo que compromete el estado nutricional del paciente.

Vía Nutrar

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz