Psoriasis, información que debemos conocer

Psoriasis enfermedad

La psoriasis es un tipo de enfermedad de la piel que puede aparecer en cualquier tipo de persona y que afecta a una importante parte de la población. Hemos hablado de ella en algunas ocasiones, sobre todo hace algunos años, pero con motivo del Día Mundial de la Psoriasis, creemos que es conveniente que repasemos los últimos datos desvelados por las autoridades de la salud con la intención de tener la oportunidad de conocerla mejor.

Psoriasis, ¿en qué consiste?

No queremos que os sintáis perdidos y entendemos que quizá no conozcáis esta enfermedad crónica. Se produce en la piel y produce una serie de efectos muy molestos y complejos, como inflamaciones y descamación. Sufrir hinchazón, coloración y dolor es frecuente entre sus efectos más habituales. El principal motivo de que ocurra la psoriasis es que existe un defecto en la forma en la cual las células de la piel se actualizan. Si bien en una persona sana es un proceso que ocurre cada alrededor de 30 días, en un individuo que tiene esta enfermedad esta cantidad se reduce a solo unos pocos días.

Al producirse este problema en la renovación de las células estas se van acumulando y se llegan a formar problemas en la piel. El dolor y el picor es frecuente y se suele concentrar en las piernas, los codos, la cara, la espalda o la planta de los pies, entre otras zonas del cuerpo afectadas. En algunos casos también se manifiesta en los genitales, por lo que podéis imaginar el problema que supone.

¿Afecta a la calidad de vida?

Uno de los temas que se querían tratar en este año 2016 era si la psoriasis realmente afecta o no a la calidad de vida de las personas que sufren esta enfermedad. ¿Es un problema grave o resulta algo con lo cual se acostumbra una persona a vivir día a día? Los resultados de la encuesta IMPAS (Impacto de la psoriasis y sus comorbilidades en la Calidad de vida) desvelan interesante información que es importante analizar. Por ejemplo, se descubre que un 22% de las personas que tienen la enfermedad aseguran que su calidad de vida se ve afectada de manera grave o en algunos casos muy grave, normalmente también dependiendo del momento o de la fase en la que se encuentren. Más reducido, afortunadamente, es el porcentaje de personas que indican que aún padeciendo la enfermedad la están combatiendo si ningún tipo de tratamiento.

Psoriasis en brazo

De estos datos, cuya encuesta ha sido conducida entre más de 1200 personas, se descubre un aspecto más importante y trascendental: un 85% de las personas que han respondido dicen que después de la psoriasis han contraído alguna otra enfermedad que se encuentra vinculada con ella. Esto es drástico, puesto que confirma que no hay ninguna duda de que la psoriasis está muy relacionada con contraer otras enfermedades, un aspecto problemático, puesto que quienes sufren esta enfermedad no solo tienen que luchar con ella sino que tienen un 85% de posibilidades de contraer otra distinta.

Conociendo la enfermedad

Como decíamos antes, esta enfermedad de la piel puede aparecer en cualquier tipo de persona sin importar edad o sexo. Es más frecuente, por estadística, que se produzca entre aquellas personas que tienen entre 15 y 35 años. No obstante, esto no limita que no aparezcan casos de niños y mayores que también la han sufrido. Como decíamos antes, hay fases por las que pasa la enfermedad y es intermitente, por lo que nunca se sabe cuando se puede sufrir un brote y cuándo terminará remitiendo. Además, es crónica, por lo que acompaña a los pacientes a lo largo de toda su vida.

Entre los últimos datos que se han aportado descubrimos que se ha llegado a la conclusión de que la psoriasis tiene más relación con los genes de lo que se podría imaginar. La conclusión es que no se trata de una enfermedad que sea hereditaria, pero sí llega a tener un vínculo entre descendientes en cuanto a la predisposición a la que nos sometemos para tenerla. Por lo tanto, nuestro hijo necesariamente no tendrá que tener psoriasis, pero es posible que sí la tenga, y sino quizá lo hará nuestro nieto o bisnieto.

¿Y si creemos que podemos tenerla?

Si sospechamos de que la enfermedad esté en nuestro organismo deberíamos contactar con un dermatólogo cuanto antes para que podamos comenzar el tratamiento. Tal y como mencionábamos, hay enfermedades vinculadas que aparecen en muchos casos. En algunos se produce artritis psoriásica, en otros el problema derivado puede ser el sobrepeso, las depresiones o la ansiedad. Si bien es una enfermedad que no tiene cura, sí se puede reducir mucho su trascendencia y conseguir qu ellas consecuencias sean menores si la tratamos a tiempo. Es importante hacerlo, puesto que cada vez hay más personas con psoriasis. Si nos remitimos a los datos que han sido publicados con motivo del día de esta enfermedad, en nuestro país la cantidad de personas que sufren esta enfermedad supera el millón.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz