Protegerse como corresponde para evitar lesiones en la práctica de esquí

Ya estamos en temporada de esquí, y son muchos los aficionados a los deportes de nieve que se desplazan por estas fechas para disfrutar de unas merecidas vacaciones de invierno y dar rienda suelta a este tipo de actividades.

Pues lo cierto es que si bien es muy válido esquiar o realizar deportes similares, no hay que descuidar algunos puntos para garantizar que la práctica sea segura y no tener consecuencias secundarias indeseadas.

Una recomendación básica es proteger adecuadamente la cabeza y el rostro: según cálculos, este tipo de prevención podría evitar cerca del 60 por ciento de las lesiones. Además, sólo en los Estados Unidos, la Asociación Americana de Dentistas ha estimado que el uso de protectores bucales previene unas 200.000 lesiones al año.

En este sentido, y según advirtieron los expertos, hay que tener presente que el casco convencional que protege sólo el cráneo no es suficiente, ya que deja muchas otras zonas del rostro al descubierto, y que son susceptibles de sufrir lesiones.

Por ello, será necesario buscar un “casco integral” y un protector dental. En este último caso se trata de un plástico flexible que también se emplea para otras prácticas, como el hockey, fútbol americano o boxeo.

Se aconseja utilizar un protector especializado, es decir, los que fabrican de acuerdo a las características bucales de cada uno, los cirujanos maxilofaciales y odontólogos. Los no personalizados se pueden adquirir en tiendas de deporte y farmacias.

Por otro lado, según estadísticas, los esquiadores más proclives a sufrir lesiones y traumatismos en la cara, y que mayores recaudos deberán tomar, son los hombres jóvenes, y que optan por un estilo de esquí agresivo, fuera de pista, en nieve virgen y sobre bumps (relieves en un terreno abrupto)

Lo cierto es que en los últimos años gracias a la mayor expansión del snowboard y al hecho de que la mayoría de sus aficionados sean jóvenes, el porcentaje de accidentes en pista se ha incrementado.

Un 70 por ciento de los casos de traumatismos por impacto directo de quienes practican distintas modalidades de esquí son hombres, mientras que el 30 por ciento restante corresponde a mujeres.

Sin embargo, no siempre sufren lesiones los que más imprudentes son, sino que también se registra un porcentaje significativo de personas que reciben el impacto indirectamente, por parte de un esquiados que los embiste por la cola o que da un salto y cae sobre ellas, entre otros tipos de accidentes.

Finalmente, vale mencionar que de todos los deportes de nieve, el snowboard es el que registra mayor porcentaje de caídas -más aún que los esquiadores-: en general, los que practican esta actividad tienen un riesgo de lesionarse tres veces mayor que los que eligen la modalidad alpina, de acuerdo a los resultados de un estudio sueco que analizó las lesiones de ambas durante una década, y que se publicaron en 2004 en “Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports“.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz