Problemas con el gluten

Problemas con el gluten 1

El gluten es una proteína presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno que ocasiona distintos tipos de intolerancia o toxicidad. De todas, la celiaquía o la enfermedad celíaca es la más conocida. Con cada vez más prevalencia, afecta a cerca del 1 por ciento de la población.

Los síntomas de la celiaquía son múltiples y su tratamiento pasa por la supresión del gluten en la dieta o, dicho de otro modo, por no consumir ningún alimento que lo contenga.

Pero, además de esta enfermedad existen otro tipo de trastornos relacionados que también merecen ser considerados. Te contamos en esta ocasión cuáles son.

Enfermedad celíaca

Como se dijo, es la más conocida. Se suele detectar luego de episodios de diarreas, hinchazón abdominal y pérdida de peso repentino, con una posible desnutrición, ya que no se absorben bien los nutrientes. También puede darse, en estadios avanzados, anemia, cefalea y osteoporosis.

Para diagnosticarla se realizan estudios médicos de sangre y, en casos se indica una biopsia intestinal. El tratamiento, como se señaló, consiste en llevar una dieta libre de gluten, que debe seguirse de manera estricta el resto de la vida.

Sensibilidad al gluten no celíaca, nueva patología

La sensibilidad al gluten no celíaca es otra forma de intolerancia a esta proteína, presente en la semilla de muchos cereales. Esta sensibilidad es una entidad de reciente definición y todavía se está investigando a fondo para conocer cuáles son los mecanismos fisiológicos implicados. Por esta razón, es fundamental que sea siempre un especialista quien la diagnostique.

Esta enfermedad provoca síntomas similares a los que presentan los pacientes celíacos: los más habituales son dolor abdominal (68 por ciento de los pacientes), aparición de eczemas (40 por ciento), dolor de cabeza (35 por ciento), confusión mental (34 por ciento), fatiga (33 por ciento), diarrea (33), depresión (22), anemia (20 por ciento) u otros.

La predisposición genética de estas personas no está del todo clara, ya que solo la mitad de ellas presenta una alteración genética positiva para los genes de celiaquía. Además, no existen todavía marcadores bioquímicos específicos para esta entidad patológica.

En la práctica, el médico termina diagnosticando la sensibilidad al gluten no celíaca cuando descarta todas las otras posibles patologías y observa una mejoría del enfermo tras la dieta sin gluten.

Alergia al trigo

Esta reacción inmunológica adversa a las proteínas del trigo puede afectar la piel, al tracto gastrointestinal o al aparato respiratorio. Una de las alergias al trigo más prevalentes es el “asma del panadero”, una reacción alérgica estudiada en los panaderos, de aquí su nombre.

Dermatitis herpetiforme

Se trata de una erupción en la piel que se observa en los pacientes con enfermedad celíaca. El tratamiento de esta dermatitis consiste en el estudio de la celiaquía y en la realización de una dieta libre de gluten.

Ataxia por el gluten

La ataxia es una descoordinación en los movimientos del cuerpo, que puede producirse por el efecto de diversas patologías, como enfermedades neurológicas o musculares. La ataxia por gluten es una enfermedad autoinmune que daña el cerebelo y cuya consecuencia es esta descoordinación de los movimientos. La respuesta a la dieta sin gluten en este tipo de pacientes dependerá del tiempo en el que se haya tardado en realizar el diagnóstico, puesto que algunos de los daños cerebrales pueden llegar a ser irreversibles.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz