Problemas de espalda: recomendaciones de deportes para solucionarlos

Problemas de espalda deportes

La mayoría de los expertos suelen aconsejar que realicemos ejercicio físico de forma diaria o practiquemos algún deporte, actividades que nos ayudan a mantenernos fuertes y sanos. Pero el deporte no solo se practica para estar en forma, también aporta muchos beneficios para mejorar alguna lesión o remitir ciertas molestias, sobre todo si la padecemos por falta de actividad o nos excedemos con el sedentarismo. Existen muchas partes en el cuerpo que pueden ocasionarnos alguna molestia, pero sin duda una de las que sufre habitualmente en mayor medida es la espalda. Los problemas de espalda son muy frecuentes en la sociedad actual y es necesario saber cómo actuar para solucionarlos.

Es fundamental que llevemos a cabo ejercicio físico para fortalecer la musculatura en esta zona, aunque no debes hacerlo a lo loco, sino seguir consejos como los que os vamos a proporcionar.

Problemas de espalda y deporte

Aunque existe un gran número de deportes que podemos llevar a cabo, no todos nos sirven de igual manera para remitir los dolores de espalda. Tienes que tener en cuenta que algunas actividades requieren que movamos continuamente esta zona, con lo cual puede ser contraproducente.

Uno de los ejercicios más habituales es andar. No hablamos de pasear, puesto que no queremos que realices una actividad pausada. Es mucho mejor caminar rápido, a una velocidad en la que tengas que hacer algo de esfuerzo. Eso sí, intenta siempre hacer el mismo recorrido todos los días, no tienes porqué machacarte, pero es bueno adoptar una rutina deportiva para así trabajar sobre la espalda de manera continua.

Además de caminar, un deporte muy completo que nos aporta grandes beneficios es la natación. Con esta actividad trabajamos prácticamente todo los músculos de nuestro cuerpo, pero la espalda es una de las zonas principales. Recuerda que en la natación el movimiento principal se realiza con los brazos y la espalda está en constante rotación, aunque no se ejercita de forma directa, por lo que es bueno para evitar posibles complicaciones futuras. Lo mejor que tiene este deporte es que combina el refuerzo de los músculos con los trabajos aeróbicos. Aunque todas las actividades que podemos llevar a cabo con la natación son beneficiosas, es más recomendable que utilicemos la técnica de crol o la de espalda.

Dentro de los ejercicios que podemos realizar para mejorar los dolores de espalda, o en su caso para remediarlos, son los estiramientos. Recuerda que todo esto debe estar supervisado por un profesional, pero en cualquier caso siempre que termines de hacer algún deporte debes estirar muy bien los músculos para evitar lesiones o roturas. Incluso te aconsejamos que en la medida de lo posible dediques por lo menos un día a la semana a estirar solamente.

Problemas de espalda natación

Evita practicar estos deportes

Aunque te hemos comentado que practicar deporte es muy beneficioso para la salud y nos ayuda a mejorar los dolores de espalda, si padecemos estas molestias no todos van a ser buenos, puesto que algunos requieren que hagamos mayores movimientos con la espalda. Es el caso del windsurf o el golf. Por mucho que te gusten estos deportes no son recomendables en esta situación. Por ejemplo, el windsurf, sobre todo si estamos empezando, nos va a obligar a hacer movimientos de rotación de la espalda de forma constante, ya que tendremos que incorporarnos y flexionarnos cada poco tiempo. En el golf ocurre algo parecido, puesto que al agacharnos para tirar con el palo o si queremos coger la pelota sufriremos molestias y haremos movimientos excesivos.

Tampoco debes practicar deportes que conlleven una carga excesiva, como es el caso del lanzamiento de pesas o la halterofilia. El pádel o el tenis no son buenos aliados para el dolor de espalda, ya que con estos deportes solemos trabajar mucho más un lado que otro del cuerpo. Esto hace que la espalda se descompense al no tener la misma musculatura de forma simétrica.

Por último, tienes que tener en cuenta que si además del dolor de espalda sientes otras molestias en diferentes zonas del cuerpo, no practiques deportes que puedan dañarte también esas zonas. Aunque el dolor de espalda es lo más común, también suelen ser habitual las molestias en las rodillas, en este caso olvídate del aeróbic con steps o abusar demasiado de la bicicleta.

Hay que estar atentos

Como decíamos antes, practicar deporte es muy sano y es algo que todos deberíamos hacer, pero si tenemos algún dolor, molestia o lesión nos lo tenemos que tomar muy en serio antes de realizar cualquier actividad. De base os recomendamos seguir todo lo que hemos mencionado en el artículo y después es importante que consultéis con un especialista para que pueda analizar vuestro problema y daros quizá un tratamiento personalizado. Los problemas de espalda pueden ser muy complicados a largo plazo, especialmente si no les damos solución inmediata.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz