Primeros auxilios ante una crisis de epilepsia

Primeros auxilios ante una crisis de epilepsia 1

El domingo 24 de este mes se conmemora en España el Día Nacional de la Epilepsia, una buena ocasión para compartir con ustedes cuáles son los primeros auxilios, para saber cómo hay que actuar ante un ataque convulsivo de un tercero.

¿Qué hay que hacer si nos encontramos con una persona que sufre una crisis convulsiva en la vía pública?

-Ante todo, habrá que conservar la calma e impedir que la gente se conglomere alrededor de la persona.

-Si no está sobre el suelo, acomodarla y asegurarse que quede alejada de muebles u otros objetos que pueden suponer un potencial peligro. Lo más importante será acomodar la cabeza para evitar traumatismos y colocar debajo de ella algo blando que amortigua los golpes (chaqueta, abrigo, bolso, etc.).

-Aflojar cualquier tipo de indumentaria que lleve alrededor del cuello.

-Poco a poco, hay que voltearla hasta dejarla en la posición lateral de seguridad, para ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias y, en caso de vómito, impedir que sea aspirado hacia los pulmones.

-No dejarlo solo, quedarse a su lado y controlar el pulso y la frecuencia respiratoria, hasta que lleguen los servicios de urgencia.

-Y, finalmente, debes saber que hay algunas cosas que nunca se tienen que hacer, porque pueden llegar a ser incluso muy peligrosas: no colocar nada en la boca ni intentar agarrarle la lengua; es imposible que se la trague y el peligro de mordedura una vez ha empezado la convulsión ya no se puede evitar, no hay que sujetar el tronco ni las extremidades para impedir las contracciones, ya que la inmovilización no reduce el ataque ni sus efectos, y tampoco hay que trasladar a la persona de lugar, lo mejor será dejarla donde se encuentra hasta que termine el episodio activo.

Una vez superado el proceso, hay que dejar que la víctima se despierte sola, no estimularla con sacudidas o pellizcos. Es importante, además, no darle agua ni medicamentos orales, aunque sean antiepilépticos, hasta que no esté por completo recuperada.

Como norma general, es una situación de emergencia cuando el episodio dura más de lo habitual, las crisis son distintas a las sufridas anteriormente, son secundarias a un golpe o traumatismo, la persona presenta sucesivas crisis convulsivas sin recuperar la conciencia entre ellas, después de un episodio no ha recuperado la respiración espontanea o cuando la caída por una crisis le haya provocado contusiones o heridas importantes.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz