Prevalencia de las alergias alimentarias en Europa

Cada vez más personas sufren de algún tipo de alergia alimentaria. Entre los niños y jóvenes, la leche de vaca, el huevo y los pescados son los que más frecuentemente causan este tipo de alergias, mientras que en el caso de los adultos son las frutas como el melocotón, manzana, melón y kiwi, además de los frutos secos, los que más causan estas reacciones.

Así se desprendió de un estudio realizado por EuroPrevall, un proyecto de investigación que busca conocer más sobre la prevalencia de las alergias en Europa. De aquí se observó que la lista de alimentos que causan alergias parece incrementarse.

En general, se pudieron clasificar en tres grupos: en un primero, los relacionados con el huevo, la leche de vaca, gambas, cacahuetes, avellanas, manzanas, melocotón y apio-nabo, todos alimentos que concentran la mayor cantidad de problemas entre la población.

En el segundo grupo, se ubicarían el kiwi, la mostaza, el sésamo, la soja, la nuez y el trigo, mientras que en el tercero se incluyeron las pipas de girasol, el alforfón o trigo sarraceno (un seudocereal), el plátano, la zanahoria, el maíz, las lentejas, el melón, las semillas de amapola (muy usadas en la elaboración de panes y repostería en países de Centroeuropa) y el tomate.

Todos estos alimentos, en mayor o menor medida, forman parte de la dieta habitual de la gran mayoría de la población española y, por lo general, pueden calificarse fácilmente. Sin embargo, sucede con algunos que pueden formar parte de alimentos procesados, o éstos contener trazas, o estar enmascarados bajo aditivos, como espesantes, estabilizantes o aromas. Riesgo similar se puede correr al comer en restaurantes o en casa de amigos, por lo que siempre habrá que informar sobre la alergia en cuestión.

De este estudio, también se desprendió que la incidencia de cada alimento depende de la edad, aunque los niños pequeños suelen ser los más proclives a sufrir alergias alimentarias.

Varios estudios recientes han apuntado que si estas alergias se detectan a edad temprana, pueden ser más fácilmente controladas, o incluso superadas. La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica propone la inmunoterapia oral con alimentos: se trata de una “desensibilización oral” que ha funcionado con las alergias a la leche de vaca y al huevo con una tasa de éxito de hasta el 80 por ciento.

La terapia consiste en administrar, de forma progresiva y creciente, muy pequeñas cantidades del alimento causante de la alergia en el niño. Esto se hace para modular la respuesta inmunitaria para mejorar la tolerancia. “El objetivo es que los pacientes toleren al menos la cantidad de una ración de alimento normal para su edad; un vaso de leche o un huevo entero“, explicó al respecto la jefa de sección de Alergología del Hospital Niño Jesús de Madrid.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz