Posibles motivos por los que la aguja de la báscula no desciende (I)

cortar calorías en dieta

Estás en plan de adelgazamiento, con todos tus esfuerzos tratando de deshacerte de esos kilos de más y, sin embargo, cuando consultas la báscula, la aguja parece no haberse movido. Pues, ¿qué es lo que puedes estar haciendo mal? o, dicho de otro modo, ¿en qué puedes estar errando?

Te comparto a continuación algunas posibles razones por las cuáles no estás teniendo éxito en tu plan de bajar de peso, de acuerdo al sitio Fitsugar:

*El ejercicio te da más hambre.

Si bien es cierto que al ejercitar estarás quemando calorías también es posible que incremente tu apetito. Además, se debe tener en cuenta la proporción de las calorías gastadas en la actividad física y las que se consumen o recuperan después. De nada sirve si quemas unas 400 calorías, por ejemplo, y luego consumes unas 600. Por ello, y aunque sea cierto que necesitas consumir algún snack antes o después de tu ejercitación, asegúrate que los tentempiés que consumes sean saludables y no te aporten más de 200 calorías.

*Quizá, estés comiendo demasiada cantidad de “alimentos saludables”.

Sabemos que un tazón de cereal sin azúcar y avena será más saludable que uno de cereales “artificiales” cargados de azúcares, pero recuerda que sólo porque un alimento sea saludable no significa que no aporte calorías. Procura estar atento y conocer las calorías que consumes en tus porciones diarias, es la única forma de controlar realmente la cantidad que ingieres por día (recuerda que la fórmula para adelgazar consiste, principalmente, en consumir menos energía de la que gastas al día).

*Estás haciendo el tipo de ejercicio no correcto.

Ir a una clase de Pilates o yoga, o caminar a la hora del almuerzo puede ser una buena forma de mantenerse en movimiento, más flexible y oxigenado, pero si tu problema es el sobrepeso, éstas opciones no serán suficientes para quemar cantidad de calorías. En este caso, deberás escoger otras alternativas cardio de mayor impacto, tales como correr, nadar, una clase aeróbica potente o incluso una de kick boxing. Recuerda: tres veces por semana practicar, cuanto menos, una media hora de ejercitación cardio intensa. Luego, sí puedes complementar esa actividad con otras menos intensas.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz