Ponerse moreno sin quemarnos: recomendaciones

Ponerse moreno

Ponerse moreno se convierte en uno de los objetivos que todos tenemos en mente ahora que nos acercamos al verano. Y lo que queremos evitar es quemarnos, razón por la cual vamos a tener que invertir todo nuestro es fuerzo en hacer uso de recomendaciones que eviten que el sol nos acabe haciendo daño. Recordemos que la piel no puede asimilar el contacto con el sol de forma directa sin previo precalentamiento, así que debemos ser cuidadosos. Lo ideal es prepararla de manera progresiva y que así, cuando el calor esté en su máximo nivel, podamos ponernos morenos sin necesidad de sufrir complicaciones.

Ponerse moreno en las horas adecuadas

Si quieres el mejor moreno tendrás que hacerte a la idea de que hay algunos momentos del día en los que no deberías tomar el sol por ninguno de los motivos. Las quemaduras son muy habituales si tenemos la costumbre de ponernos ante los rayos solares a horas complicadas. Deberíamos evitar esta práctica a partir de las 13:00 horas y hasta como poco las 16:00 horas. Son los momentos en los que el sol calienta de una manera más intensa y cuando el moreno que obtendremos será desproporcionado, así como muy perjudicial para nuestra salud.

Usa los mejores protectores

Ya hemos hablado en muchas ocasiones de la importancia de proteger nuestra piel. Hay que usar los productos más eficientes y evitar aquellos que quizá sean más baratos pero que no incluyan los componentes que necesitamos para resistir los rayos del sol. Debemos tener muy en mente la necesidad de ir reutilizando este protector a lo largo del día y no creer que por ponérnoslo una vez ya vamos a estar libres de cualquier tipo de problema de salud. También debemos evitar cremas caducadas que tengamos guardadas del año pasado y olvidar partes de nuestro cuerpo que puedan acabar quemándose. Es frecuente que nos pongamos la crema en la cara, pero que nos olvidemos, por ejemplo, de la nariz. Y eso es algo que debemos evitar.

Come de manera saludable

Hay algunos alimentos que fomentan que podamos broncearnos mejor y por ello es interesante que los introduzcamos en nuestra dieta de verano. Principalmente tenemos que pensar en aquellos alimentos que incluyen vitamina A y carotenoides. La lista incluye alimentos que en verano apetecen mucho, como es el caso de la zanahoria o varias frutas entre las que debemos mencionar el mango y el melón. Las ensaladas de frutas, los batidos y otras recetas que podéis preparar para el desayuno o la cena os sentirán de fábula y ayudarán a que el tono de vuestra piel se vuelva de un tono mucho más resplandeciente.

Tomar el sol

La hidratación es clave

El agua es tan importante que se tiene que convertir en nuestra mejor amiga a lo largo del verano. Ya sea que tengamos intención de ir a la playa o la piscina, o que tengamos que ir a trabajar bajo el caluroso sol de la mañana, nos tendremos que asegurar de estar hidratados. Lo más adecuado es que tengamos una botella de agua en nuestra bolsa de mano y que siempre podamos recurrir a ella para hidratarnos en el momento en el que lo necesitemos. El único problema es que el agua se caliente demasiado, así que no estaría de más que tuviéramos algún tipo de bolsa o envase de refrigeración que podamos llevar a cualquier parte. Si estamos trabajando seguro que podemos guardar la botella de agua en la nevera de la oficina para asegurar que se mantiene fría en todo momento. La hidratación evitará que nuestra piel pueda sufrir mayores problemas por el contacto con el sol.

Otras formas de broncearte

Para ponernos morenos hay muchas más técnicas que simplemente recurrir al método tradicional de ponernos bajo el sol. Sabemos que hay personas que le tienen mucho respeto al sol y que prefieren las alternativas. Un buen método es el uso de cremas bronceadoras, que ayudarán a que nuestro tono de moreno sea más llamativo sin tener que invertir tanto esfuerzo. Otra opción es el bronceado artificial que nos proporcionan las máquinas de rayos UVA, en las que se puede confiar, pero siempre, como ya sabéis, partiendo de una filosofía de control.

Lo importante para que vuestro moreno sea estupendo desde el primer día es que os lo toméis con calma. No os obsesionéis con poneros morenos de manera inmediata. Tenéis que tener paciencia y esperar de manera adecuada a que llegue el momento en el cual el bronceado comience a ser apreciable sobre vuestra piel. Al fin y al cabo, debemos pensar que tomar el sol es algo de lo cual sacamos partido para lucir un mejor aspecto, pero en lo cual no debemos arriesgar nuestra salud de ninguna de las maneras. Seguro que si os lo tomáis en calma y hacéis todo lo que está recomendado conseguiréis que ponerse moreno para este verano sea algo sencillo y eficaz. ¡Buena suerte!

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz