Pistachos, recomendación para evitar el estrés

Comer pistachos

En el pasado os hemos hablado de una gran cantidad de beneficios de los pistachos. Seguro que recordáis algunos de los artículos que hemos publicado previamente y sino os invitamos a que los busquéis, porque son realmente interesantes. Hay que ver lo mucho que nos pueden aportar los pistachos a nuestro día a día, mucho más de lo que pudiéramos imaginar a primera vista. En esta ocasión dejaremos de lado sus otras utilidades para hablar de cómo este fruto puede ser utilizado como solución idónea para reducir los niveles de estrés. Y no porque comerlos sea adictivo como las pipas, sino porque tiene unas funciones positivas realmente beneficiosas para nuestro organismo.

Pistachos, una solución de calidad

No contentos con saber que este alimento es tan beneficioso en muchos aspectos de la vida,investigadores de la Universidad de Pensilvania han tomado la iniciativa de explorar otras posibilidades. Y es algo que nos encanta, dado que siempre nos gusta saber que algo que comemos de forma habitual puede ser tan positivo para nosotros. En este caso se habían planteado ver cómo afectaban los pistachos, introducidos dentro de una dieta equilibrada, a los niveles de estrés que sufren las personas cuando vuelven de vacaciones. Lo que se encontraron en que su función era fundamental, convirtiéndose en sólidos agentes liberadores de estrés gracias a la presencia de dos elementos: potasio y magnesio. La combinación de ambos en cantidades beneficiosas para el organismo se ha comprobado que ayuda a regular el estrés que sufrimos en muchos momentos del año, sobre todo después de las vacaciones.

¿Por qué ayuda tanto el potasio y el magnesio?

Seguro que no es la primera vez que escucháis que tanto el magnesio como el potasio pueden ser muy beneficiosos para vuestro cuerpo si los introducís en una cantidad añadida dentro de vuestra dieta. Es algo de lo cual ya se ha investigado en profundidad y sobre que no hay dudas. Pero ahora aplicamos una nueva ventaja a su introducción en nuestro organismo y nos concentramos en los pistachos debido a que la presencia de ambas sustancias en este fruto es realmente elevada.

El magnesio es uno de los principales responsables de que mantengamos, en nuestro cuerpo, los niveles de electrolitos en su estado más equilibrado. Si lo hacemos estaremos proporcionando un beneficio a distintos procesos de nuestro cuerpo, como que liberemos energía de una manera adecuada o que los procesos neuromusculares no se encuentren con ningún obstáculo en el camino. Nuestra salud se encontrará mucho más sana en términos mentales debido a que los electrolitos conseguirán impulsos positivos. Por otro lado, no hay que olvidar que una mayor presencia de magnesio en nuestro cuerpo también nos ayuda a que el tiempo que pasamos durmiendo sea de más calidad. Y como podéis imaginar, a mejor calidad de sueño y descanso menos niveles de estrés sufriremos en el día a día. Si no tenemos suficiente magnesio es posible que la melatonina, que es la hormona que se ocupa de organizar el sueño de forma adecuada, se vea alterada y que por ello durmamos peor.

Bol de pistachos

¿Y el potasio? La finalidad que nos aporta en este sentido es una eficiente regulación de la presión arterial, lo que ayuda a que el cuerpo sufra menos estrés y a que esto se refleje en nuestro comportamiento. Tenemos que tener un buen nivel de potasio para que funciones musculares y nerviosas actúen de forma conveniente y que no tengamos problemas incluso en la realización de tareas sencillas y cotidianas.

Un gran añadido para la dieta

Magnesio y potasio, como indicamos, están presentes en los pistachos, así que es recomendable que los comamos de forma habitual para beneficiarnos de ambas sustancias. No hay que descuidar, eso sí, mantener una dieta que resulte equilibrada, puesto que los beneficios de estos alfóncigos, como también llamamos a los pistachos, podrían disminuir o incluso desaparecer. Por ello la pauta debe encontrarse sujeta a que tengamos una dieta muy ajustada y equilibrada, con grandes cantidades de agua y una buena selección de alimentos. Si lo logramos estaremos asegurándonos de que la ingesta de pistachos nos resulte muy beneficiosa y notaremos que sufrimos menos estrés y que nuestra vida está menos marcada por la ansiedad.

Y si tenéis dudas sobre cómo los pistachos pueden ser buenos para vosotros no tenéis más que buscar un poco en nuestros artículos y ver sus otros muchos beneficios. Por ejemplo, no nos podemos dejar en el tintero que con su introducción en la dieta también estaremos obteniendo una carga añadida muy importante de vitamina B, la cual se ocupará de potenciar nuestro cuerpo en la obtención de energía. En general son muchos los beneficios de este alimento que, además de esto, tiene un buen sabor y su presentación lo convierte en un producto ideal para comer en ciertos momentos del día en sustitución de frutos secos que no son tan beneficiosos para la salud.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz