Piel: qué no comer para mantenerla más saludable

Piel: qué no comer para mantenerla más saludable 1

La piel debe cuidarse, por dentro y por fuera, y si ya hemos compartido qué alimentos elegir para mantenerla más sana y bella, en este post te decimos, por el contrario, qué evitar.

De joven se puede sufrir acné, en la edad mediana habrá que saber cómo cuidarla, según el tipo de piel que se tenga, y ya a medida que avancemos en la vida, querremos mantenerla lo más lozana y tersa posible.

Panes y pastas refinadas

Estos alimentos ricos en almidones, y con alto nivel glucémico, también aumentan la incidencia de acné. Un estudio realizado en Australia reveló que una dieta baja en estos productos mejora la piel en los jóvenes, y reduce la manifestación de granos y espinillas.

Azúcar

Los azúcares simples también deberían mantenerse a raya: su ingesta excesiva debilita la piel y reduce la producción de colágeno, lo que favorecerá la aparición de arrugas y de envejecimiento de la piel.

Alcohol

Otro enemigo de la piel, y de la salud en general. El alcohol es un diurético natural, por lo que su consumo puede llevar a una deshidratación y a que se pierda parte de la humedad natural de nuestra dermis, lo que puede hacer que se potencie la aparición de las líneas de expresión y, por otro lado, aparezcan en mayor cantidad e intensidad los episodios en gente con rosácea.

Sal

La sal, uno de los complementos más consumidos en exceso, y que puede llegar a ser muy dañino para nuestra salud. La sal provoca retención de líquidos, lo que lleva a inflamación y, como resultado, puede dañar las células de la piel y hacer que luzca no sólo más hinchada sino también menos elástica.

Mariscos

No es una buena opción para consumir frecuentemente si se sufre de acné: según se publicó en The Huffington Post, estos frutos de mar no se recomiendan para la piel con este problema, ya que al ser ricos en yodo pueden propiciar la aparición de granos y pústulas. De aquí que si tu problema pasa por el acné, lo mejor será reducir lo más posible su consumo.

Leche

Un estudio italiano concluyó que a un mayor consumo de leche y derivados lácteos, más signos de acné: esto se daría por la cantidad de hormonas de la leche hoy en día que estimularía la producción de las glándulas seborreicas.

 Café

Varias investigaciones han concluido que el consumo de más de cuatro tazas de café lleva a un incremento de los niveles de cortisol (hormona del estrés), lo que acelera el envejecimiento, la deshidratación y opacidad de la dermis.

Alimentos fritos

No sólo por la piel, sino por la salud en general, se debe reducir la ingesta de alimentos fritos. Entre sus perjuicios, ralentiza el metabolismo y no permite que las células se oxigenen adecuadamente, lo que hará que pierda elasticidad y favorecerá la aparición de marcas y líneas de expresión.

Carnes

Los químicos muchas veces presentes en las carnes animales pueden ser dañinos para nuestra salud, y para la piel. Estos productos químicos que se quedan en el tejido animal pueden llevar a desequilibrios hormonales en nuestro organismo que propicien la aparición de acné e inflamación cutánea.

Alimentos procesados

Grasas saturadas, colesterol y azúcares que no aportan nada, sólo más deshidratación y oxidantes para menoscabar la salud y apariencia de nuestra piel.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz