Picor vaginal, causas que lo producen

Picor vaginal en mujer

El picor vaginal es uno de los problemas más frecuentes en la vida de las mujeres y uno de los más irritantes, puesto que no supone una alerta a nivel de salud, pero el nivel de molestia que produce es elevado. Las causas de su aparición son numerosas tal y como veremos en este artículo en el cual también os daremos algunas pistas para ser capaces de prevenirlo en la medida de lo posible.

Picor vaginal, causas

Hay muchas causas para que se produzca este problema conocido también cono prurito vulvar que se manifiesta con unas ganas incontrolables de rascarse, lo que lleva a que aumente la irritación y que se produzca un terrible efecto cadena. Algunas de las causas están producidas por malos hábitos, mientras que otras son de orden natural y resulta más complicado poder prevenirlas.

Una de las causas más comunes es que tengamos un exceso de higiene íntima. Y por esto no queremos decir que no debamos lavarnos de manera adecuada, pero sí debemos tener cuidado con hacerlo en los momentos apropiados. Un exceso de higiene se refiere a que, por ejemplo, nos lavemos incontables veces al día. Lo que estaremos haciendo con esto es terminar con la resistencia que tiene nuestra zona íntima. El problema puede ser más grave debido al uso de geles o jabones que no sean beneficiosos para el contacto con esta parte del cuerpo tan sensible. Tenemos siempre que utilizar productos que sean de nuestra confianza y desconfiar de aquellos que no nos garanticen unos valores efectivos para el contacto con nuestra zona íntima. Esto incluye también desodorantes, cremas que podamos utilizar en esta parte del cuerpo o los geles anticonceptivos que tanto se siguen utilizando. También deberíamos estar alerta del detergente y suavizante con el que lavamos la ropa interior, puesto que esto produce una vía directa de contacto.

La menopausia es otra de las causas, tratándose de un momento de la vida en el cual los estrógenos se reducen y esto lleva a que la pared vaginal tenga un menor grosor y resistencia. Es un tipo de situación a la cual todas las mujeres se tienen que enfrentar llegado cierto momento de la vida. Antes de eso, durante la menstruación o en periodos en los que las hormonas están actuando, se pueden sufrir picor vaginal por varias razones. Por otra parte, no hay que olvidar la candidiasis vaginal, que se puede producir por el consumo de antibióticos, por el embarazo, por las relaciones sexuales que tengamos o por el uso de determinados anticonceptivos.

En algunos casos lo que sufrimos es picor psicógeno, siendo en este caso el factor que lo causa el estrés. Los altos niveles de estrés llevan a que comencemos a rascarnos y posteriormente debido al contacto la mucosa se va alterando de manera que se produce cada vez más irritación. Otro motivo que lo puede producir es el estreñimiento, por la cercanía del ano con la parte vaginal, así como de forma relacionada que en las heces haya parásitos que se puedan desplazar por contacto.

Picor vaginal preocupante

Prevenir los picores

Suponemos que por lo que hemos mencionado en el apartado anterior ya sabéis que tenéis que tener mucho cuidado con no excederos en la higiene y hacerlo siempre con productos de calidad. Esto lo deberíais aplicar también en el caso de que uséis toallitas húmedas u otros productos similares para refrescaros la zona o higienizarla de forma casual. Siempre tenéis que aseguraros de que la zona íntima no está húmeda y que cuando os duchéis o sequéis de manera adecuada. El uso de ropa interior que no haga uso de tejidos de origen sintético también puede ir bien, así como apostar por el algodón como componente más recomendable.

Ante todo hay que intentar actuar con rapidez ante el posible inicio del picor, dado que de otra manera lo más probable es que terminemos con más picor o incluso dolor si no somos cuidadosos. También podemos apoyarnos en el consumo de algunos productos que vienen bien, como yogures de tipo prebiótico, y usar cremas destinadas a frenar el picor. Estas proporcionan un buen resultado y es posible que ayuden a que un simple picor inicial no avance más allá hasta que se convierta en un problema que nos vuelva locas.

También debemos recordar que a la hora de ir al baño es mejor que nos limpiemos de la vagina hacia el ano y nunca en la dirección opuesta y que si detectamos que tenemos una infección de hongos compartamos el tratamiento con nuestra pareja para frenarlo cuanto antes. El picor vaginal es muy frecuente y molesto, pero por suerte no solo resulta muy identificable, sino que además hay distintos métodos para prevenirlo o solucionarlo. Sabemos lo incómodo que puede ser, así que os recomendamos tener un poco de paciencia, porque aunque no lo parezca, se termina solucionando y no volveréis a acordaros del picor en mucho tiempo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz