Personas más irascibles y estresadas, más proclives a sufrir hipertensión

No es insensato pensar que las personas más irascibles y estresadas son mucho más proclives a sufrir de hipertensión: en este sentido, un grupo de expertos españoles ha vuelto a recordar sobre la importancia de mantener una actitud más serena y desapegada, y de calmar el estrés para una mejor salud arterial.

Así también, alertaron sobre el abuso de bebidas alcohólicas y sobre los riesgos que implica en este sentido una dieta poco saludable.

Es que la hipertensión arterial -uno de los problemas sanitarios más importantes y de los males vinculados con mayor cantidad de muertes a nivel mundial- es un factor frecuente en las personas enojosas y en aquellas que se dejan abrumar por el exceso de trabajo y preocupaciones.

La solución consiste, entonces, en “combinar una relajación con el cambio en la perspectiva ante los hechos de la vida“, apuntaron.

El profesor titular de la Facultad de Psicología de la Universidad de Huelva, Francisco Revuelta, recordó que las primeras causas de enfermedades y muerte en el mundo son los problemas cardiovasculares, los cuales a su vez suelen tener en su mayoría origen en la hipertensión arterial (combinado con otros factores como la ingesta excesiva de grasas, sodio y alcohol).

En este sentido, el profesional destacó al estrés y a los comportamientos “explosivos“, como factores de riesgo que pueden llevar a este tipo de patologías coronarias.

Según explicó Revuelta, las personas que se enojan de manera agresiva y hacen de este tipo de reacciones su comportamiento habitual no sólo sufren problemas de tipo psicológico sino también fisiológico: se ha comprobado que aumenta el número de encimas que provocan la subida de la tensión la cual, a su vez, perjudica las paredes coronarias.

No se ha comprobado que el estrés provoque hipertensión, pero sí que la gente que durante mucho tiempo se ha sometido a niveles de estrés muy altos tienen más riesgos de tener este trastorno (hipertensión arterial), es un factor de riesgo más”, especificó el experto.

Las personas tenemos que aprender a manejar nuestra ansiedad, nuestro estrés y solucionar nuestros conflictos sin tener que recurrir a los fármacos, como el uso de ansiolíticos. Mejor ir a una consulta de psicólogos“, aconsejó.

Finalmente, los profesionales recordaron sobre la importancia de cuidarse, de manera general, con una dieta equilibrada y saludable, sin consumo de alcohol ni tabaco, y la práctica regular de actividad física.

Vía Elfarodigital.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz