Personas de piel clara requerirían de más vitamina D

Quienes tienen la piel más clara requerirían de una mayor dosis de vitamina D, y aquí nacería un dilema: tomar o no tomar sol, ya que por lo general no se recomienda a las personas de pieles muy claras o no lo hacen por miedo a quemaduras, pero es el sol al mismo tiempo una de las principales fuentes naturales de esta vitamina.

Según un estudio realizado por expertos del Cancer Research de Reino Unido, las personas con la piel más blanca presentan niveles reducidos de vitamina D, un trastorno que podría solucionarse con una exposición cuidada y breve a los rayos solares.

Este macronutriente es esencial para un buen estado de huesos y dientes, y según recordaron los científicos británicos, exponerse al sol entre 10 a 15 minutos por día es suficiente para conseguir los niveles adecuados de vitamina D.

El estudio en cuestión, cuyos resultados fueron dados a conocer por la BBC, sugiere además que en los casos en que las personas de piel clara, con exposición al sol mediante, no puedan producir la cantidad necesaria de vitamina D deberían entonces acudir al auxilio de suplementos vitamínicos.

De la investigación participaron unas 1.200 personas, 730 de las cuales presentaban unos niveles de vitamina D “inferiores al contenido óptimo“. Al analizar los datos disponibles y rasgos fisiológicos, los investigadores británicos se dieron cuentan que la mayoría de ellos eran personas con la piel muy pálida y pecosa.

Los expertos, adujeron que este cuadro de deficiencia de vitamina D puede deberse al hecho de que estas personas se protejan más del sol para evitar posibles quemaduras e incluso lo eviten. Pero también manejaron una segunda hipótesis: la de considerar la propia pigmentación como un marcador para detectar a aquellos individuos que tienen más problemas para generar y procesar vitamina D, con independencia de su exposición al sol.

Dentro de las consecuencias de la deficiencia de vitamina D se cuenta un mayor riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, como son el de colon, mama, ovario o próstata. Existe incluso evidencia de laboratorio que demuestra que elevadas dosis de esta vitamina pueden matar células cancerígenas.

Además, la falta de vitamina D podría estar relacionada con la aparición y el grado de severidad con la que se manifiestan ciertas enfermedades pulmonares autoinmunes. Según un estudio de la Universidad de Cincinnati, la carencia de esta vitamina puede afectar al desarrollo de otras enfermedades autoinmunes, como el lupus o la diabetes tipo 1.

Vía 20minutos

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz