Perder peso: trucos internacionales

Perder peso con sushi

Se dice que las personas que vivimos en distintos países somos diferentes, pero que hay algunos rasgos que nos unen a todos. Tenemos claro que el interés en perder peso es una de estas cosas, porque la sociedad, sin importar dónde se encuentre, tiende a querer adelgazar por medio del uso de cualquier truco que se le ocurra. Por eso en esta ocasión no vamos a daros los trucos de siempre, sino que veremos cuáles son aquellos trucos que se utilizan en tierras internacionales. ¿Cómo adelgazan los japoneses? ¿Y cómo lo hacen los rusos o franceses? Ahora os lo contamos todo para que valoréis si podéis aplicar alguna de sus ideas.

Perder peso según los japoneses

El control de mente y fuerza de voluntad es uno de los elementos cruciales entre los japoneses. Si bien su constitución no es la más dirigida a ganar peso, hay veces en las que los nipones también tienen que adelgazar. Lo hacen por medio de la introducción de un hábito que está totalmente en contra de lo que les caracteriza de forma habitual: no acabarse los platos. En Japón es muy frecuente tener que acabar la comida que se sirve, como respeto a la persona que la ha cocinado y porque no se contempla que pueda sobrar algo. En muchos restaurantes, incluidos los de comida rápida, no hay papeleras de residuos donde tirar restos orgánicos. El motivo es porque la comida se come y no se tira según la filosofía japonesa. Aún así, haciendo una dieta estricta y, sobre todo, en la comodidad del hogar, los japoneses se educan para comerse solo un 80% de lo que hay servido en el plato. El 20% restante no se tira, sino que se reserva para una comida posterior.

El truco de los franceses

Si viajamos a Francia uno de nuestros principales riesgos será engordar. Hay comida tan deliciosa que podemos vernos en una espiral gastronómica en la que nadie nos pare. Los franceses están habituados a su comida, pero también tienen obstáculos para resistirse a ella. Por eso en su cultura es común comer a un ritmo más lento de lo habitual, lo que les va produciendo una sensación de estar saciados cuando quizá tampoco hayan comido tanto como se podría imaginar. De esta forma ingieren menos calorías y se sienten más saludables.

Las horas del día son el secreto

En otros países el gran secreto se encuentra en incrementar el volumen de ingesta a determinados momentos del día para que después esto se vaya consumiendo en las horas siguientes. En México lo hacen en la hora del almuerzo, evitando de forma notable realizar cenas pesadas. Y en Alemania adelantan un poco el reloj para que el desayuno sea tan explosivo que después prácticamente no se sienta hambre al llegar otros momentos del día en los que se come, pero mucha menos cantidad.

Picante para bajar de peso

Rusia apuesta por lo orgánico

Los ciudadanos rusos tienen su propio truco para bajar de peso: cultivar de manera orgánica para las propias familias y tener una vía a través de la cual conseguir comida orgánica. La comida sana garantiza que nos afectará de una manera más positiva al organismo y de eso saben mucho los rusos. Estos huertos no son demasiado grandes, por lo que no es posible tener una gran variedad. Es por ello que lo que hacen estas personas es intercambiar los alimentos de manera que puedan disponer de distintas propuestas con las que darle a su dieta un toque de calidad muy natural.

El gusto del picante en Tailandia

Por su lado, a los tailandeses lo que les gusta es introducir un alto volumen de picante en sus platos. Primero porque este sabor les encanta y están muy acostumbrados él y segundo porque tiene una explicación científica. El motivo de esto es que la comida picante incluye capsaicina, que se trata de un compuesto químico con efectos saciantes sobre el organismo. Así, cuanta más comida picante comamos, menos hambre tendremos en proporción.

Porciones pequeñas en Reino Unido

Y terminamos con nuestros amigos los británicos. Ellos prefieren comer mucha menos cantidad de la estandarizada en otros países. Podemos apreciar la diferencia de la cultura británica en este sentido con la estadounidense si visitamos el mismo tipo de hamburguesería en los dos países. Mientras en Estados Unidos se nos ofrecerá un tamaño de hamburguesa, de bebida y de patatas realmente enorme, en tierras inglesas será todo lo contrario. Las raciones son mucho más pequeñas para que los ciudadanos puedan evitar engordar tanto.

Si adoptáis estos consejos internacionales es muy posible que le proporcionéis a vuestra dieta un poco de ayuda para perder peso de manera eficiente. ¿Quién sabe si lo que necesitábamos era un consejo procedente de una tierra lejana? Animaros a probar estas distintas propuestas y luego contadnos qué resultado os han dado, ¡suerte!

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz