Perder barriga, ejercicios más recomendados que te sorprenderán

Perder barriga con abdominales

Perder barriga es una de las principales finalidades con las que hacen deporte muchas personas. No nos engañemos, la tripita es algo que cuesta quitar y que requiere más ejercicio que simplemente caminar un rato todos los días. Si no la reducimos a tiempo la barriga puede seguir creciendo y al final convertirse en un serio dolor de cabeza. Ocurre tanto con hombres como con mujeres, así que a todos vosotros hoy os vamos a recomendar una serie de ejercicios que os permitirán luchar contra la tripa de forma muy eficaz.

Perder barriga elevando las piernas

Para el segundo ejercicio dejaremos las abdominales dado que seguro que todos vosotros esperabais que comenzáramos hablando de ellas (porque es lo que se suele hacer y lo más habitual). En nuestro caso nos encanta usar las piernas para perder grasa de la tripa de una forma adecuada, sobre todo porque cambiamos un poco el proceso habitual. Lo que tenemos que hacer es colocarnos en posición boca arriba. A continuación dejamos que los brazos estén colocados en la zona de las lumbares mientras al mismo tiempo nos aseguramos de que leas piernas están estiradas.

Cuando ya nos hemos colocado en posición lo que hacemos es un movimiento de levantamiento de piernas a una velocidad reducida, con mucho cuidado y tranquilidad. Junto a este levantamiento de las piernas nos tenemos que asegurar de una cosa muy importante: de que el vientre se encuentra contraído. Eso es clave, porque será en ese momento cuando se produzca el impacto en la barriga y cuando haremos esa presión que necesitamos para que se vaya reduciendo. Al llegar a la posición más alta con las piernas tendremos que mantenerlas en este lugar durante un tiempo reducido, con unos segundos será suficiente. Después no soltaremos las piernas de golpe, dado que sería muy negativo, sino que las iremos bajando muy poco a poco y con suavidad hasta que hayamos alcanzado la posición inicial con la que comenzamos.

Las clásicas abdominales

Que a estas alturas de la vida os digamos que podéis perder tripa haciendo adbominales no os debe sorprender nada de nada, porque parece el método definitivo que recomiendan todos los expertos. Pero la realidad es que si lo hacen es por algo: porque funcionan. Nos pueden gustar más o nos pueden gustar menos, pero acabaremos haciendo abdominales si queremos olvidarnos de forma completa de la barriga. Eso sí, es recomendable que las hagáis en condiciones y que no os equivoquéis, algo que puede ocurrir con frecuencia al tratarse de un ejercicio tan sencillo con el cual nos podemos confiar demasiado.

Perder barriga con burpees

Vamos a comenzar tumbándonos en el suelo en una posición cómoda y sobre una superficie que nos permita hacer el ejercicio sin dificultades. Ahora flexionamos las piernas asegurándonos de que los pies quedan sobre el suelo en una posición correcta al frente. Lo siguiente que debemos hacer es llevar las manos justo detrás de nuestra cabeza y colocarlas de manera que nos ayuden a realizar la abdominal. Y cuando ya estemos en posición elevaremos el tronco hacia adelante manteniendo la columna en una posición recta. Mucho ojo cuando comencéis con las abdominales, dado que podéis cometer errores en la posición y el ejercicio no será tan efectivo. También podríais doblar el cuello y eso os llevaría a sufrir una posible lesión que no le recomendamos a nadie. Si hacéis abdominales de forma frecuente estaréis mucho más cerca de perder la tripa y alcanzar esa figura que tanto deseáis.

Burpee para el paquete completo

No está de más que cuando queremos eliminar la grasa de la barriga también aprovechemos para hacer ejercicio con otras de las partes de nuestro cuerpo. El burpee es un tipo de actividad que encaja bien en esta definición debido a que combina la acción de distintos músculos. Hay distintas posiciones que iremos adoptando para que entren en juego los tríceps, los pectorales y los bíceps, entre otros. Comenzaremos agachándonos mientras colocamos las manos en el suelo, asegurándonos de que las rodillas están entre los brazos y los pies en la parte trasera. Esta posición os recordará a la de una rana. Ahora lleva los pies hacia atrás para que tu cuerpo quede en posición de plancha y desde ahí realiza una flexión, que será básicamente el movimiento que tu cuerpo entienda más natural en ese momento. Como siempre, la espalda tiene que estar lo más recta posible y el pecho debería contactar con el suelo si queremos realmente hacer el esfuerzo que necesitamos para nuestro cometido.

Después de ese esfuerzo haz que tus pies vuelvan a la posición en la que estuviste antes, la de la rana. Y automáticamente salta hacia arriba como si tu objetivo fuera llegar hasta las nubes y no tuvieras ningún tipo de límite con el salto que has dado. Por supuesto, ya podrás imaginar que el objetivo después del salto es que vuelvas a la posición agachado en la que estuviste anteriormente, dado que de esta forma se puede repetir la cadena. Ten en cuenta que el aterrizaje tiene que ser suave. Y con este ejercicio, combinado con los otros dos, podrás perder barriga sin tener que sufrir excesos de esfuerzo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz