Pechos más bonitos, recomendaciones y tratamientos

Pechos bonitos

A todas nos gusta tener los pechos bonitos y eso es algo que no solo depende de nuestra fisionomía, sino que también nosotras tenemos una importancia vital en ello. Más allá de lo que hayamos recibido por la propia naturaleza habrá varias formas de conseguir un pecho atractivo y bien cuidado. Para ello tendremos que concentrarnos en mejorar la elasticidad, la suavidad de la piel y en otros factores de los que nos podemos beneficiar con facilidad al realizar ejercicios y poner en práctica varios consejos. Si nos esforzamos un poco seguro que conseguimos tener unos pechos fabulosos que nos harán sentir muy orgullosas.

Pechos y sus remedios naturales

Un consejo que no suele gustarnos recibir es el que implica que por las mañanas deberíamos pasar por la ducha para disfrutar del agua más fría. Y no nos gusta porque sabemos que es muy beneficioso… ¿pero y el frío? Es mejor no mentalizarse de querer hacerlo a diario, porque seguro que no lo conseguimos. Lo importante es que le proporcionemos al tejido conectivo de nuestros pechos una tonificación especial, para lo cual es beneficioso el contacto con el agua fría debido a que la circulación de nuestra sangre será más eficiente. No hace falta que el chorro de agua fría sea constante, sino que también ayudan esos cambios de temperatura intermitentes que solemos hacer en algunos casos cuando no sabemos si queremos el agua fría o caliente. Otro consejo relacionado que dan las expertas es que pasemos un cubito de hielo por nuestro escote, algo que conseguirá que el tejido esté más tonificado y que consigamos una mejor fluidez en la piel.

También tenemos que tener cuidado cuando dormimos. Si lo hacemos en posiciones raras no ayudaremos nada a que la zona de nuestros pechos se mantenga libre de arrugas. La mejor posición por la cual podemos optar es boca arriba. Así que aunque de vez en cuando cambiéis de posición, no olvidéis que esa es la mejor de todas. En esta misma línea de apoyo es recomendable que mantengamos una posición erguida, que siempre utilicemos el sujetador adecuado a nuestra talla y forma de pecho, así como que realicemos ejercicios destinados a fortalecer esta parte de nuestro cuerpo.

Uso de cremas

Por mucho que nos guste mantener una filosofía vinculada a usar un tratamiento natural y no introducir demasiados productos en el día a día es inevitable que optemos por cremas para mejorar nuestros pechos. Mejorarlos o, sobre todo, mantenerlos en un buen estado. Eso implica usar cremas que se ocuparán de que la piel de nuestros pechos esté siempre en el mejor estado de forma. Recordemos dos claves imprescindibles para el uso de las cremas en esta parte. La primera de ellas es que las cremas tenemos que usarlas en dos sesiones a lo largo del día. Es recomendable que una la usemos por la mañana al despertarnos y otra por la tarde siempre y cuando tengamos posibilidad (si trabajáis fuera de casa tendréis que dejarlo para más tarde, no hay duda). La segunda clave es que os acordéis de que cualquier crema que os pongáis tiene que aplicarse de una manera muy suave. No hay que ir rápidos ni hacer demasiada presión. Lo que deberíais hacer es ser cuidadosos y hacerlo con suavidad y delicadeza. Al fin y al cabo estáis tratando vuestros senos y son muy sensibles.

crema para el pecho

¿Qué cremas utilizar? Hay distintas recomendaciones. Las mejores son las que os ayuden a que el pecho tenga la piel más elástica, que se encuentre firme y que la curvatura sea la más beneficiosa. Cualquier crema especializada que reafirme, incremente el volumen y permita mejorar la tensión que tenemos en toda la zona del tejido de las mamas, será muy positiva. Y a determinada edad la función rejuvenecedora también nos irá muy bien. Lo positivo es que hay muchos productos de gran calidad que nos vendrán como anillo al dedo en este sentido.

El apoyo de los tratamientos

Muy distinto al uso de crema es el apoyo que proporcionan los tratamientos especializados. Los ofrecen algunas de las marcas más importantes del mercado y garantizan que vamos a tener aquello que necesitamos para darle a nuestro pecho un empujoncito. Estos tratamientos se concentran sobre la responsabilidad de mejorar la firmeza, dar forma a los pechos y perfeccionar el estilo de los mismos. Con ellos vamos a notar mucha mejoría y conseguiremos evitar tener que adoptar procesos más complejos para mejorar el aspecto de los pechos. Algunas de las marcas que más nos convencen en estos tratamientos son la japonesa Shiseido y Clarins, que además de ofrecer buenos precios tienen una larga reputación a sus espaldas.

Así que si queréis tener unos pechos más bonitos no olvidéis estos consejos y aplicar, en la medida de lo posible, las ideas que os hemos dado. Si no podéis permitiros los tratamientos de forma frecuente y si siempre os olvidáis de las cremas no olvidéis una cosa: las duchas frías son gratuitas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz