Pautas a tener en cuenta para evitar la obesidad en los niños (II)

nina-con-comida

Hace unos días veíamos las primeras recomendaciones de El Mundo.es para evitar que los niños sufran de obesidad, un problema que afecta a casi un 20 por ciento de los niños españoles, por ello, y como en todo, esencial es la prevención. Veamos entonces los restantes consejos para evitar la obesidad en los menores:

*Además de la comida chatarra, también deben evitarse, lo más posible, las bebidas demasiado azucaradas, como las colas, o los batidos. Siempre, la mejor opción, será el agua, no sólo es insustituible sino que no aporta calorías innecesarias, y, sin lugar a dudas,  es lo más natural y adecuado para una correcta hidratación. El consumo excesivo de las bebidas colas y azucaradas es uno de los factores que más está contribuyendo en los Estados Unidos en el incremento de la obesidad en niños y adolescentes.

*Es necesario inculcar a los pequeños el hábito de comer en familia: está demostrado que no sólo brinda mayor contención y aumenta el vínculo afectivo, sino que también previene la obesidad. Otro punto relacionado es enseñar a los niños a comer de manera pausada y en tranquilidad, si, por le contrario se come de forma rápida, no se tiene real conciencia de lo consumido y es más probable que se siga comiendo cuando ya es suficiente. Es decir, no se le da al cerebro el tiempo necesario para enviar la señal de que se está satisfecho.

*Evitar que el niño coma entre comidas y, en especial, cualquier tipo de golosinas, bollos u otros snacks ricos en grasas dañinas, azúcares y calorías vacías.

*Incentivar siempre la actividad física, el deporte, y evitar por el contrario el sedentarismo. Recordar que es recomendable que todos los niños realicen actividad o ejercicio físico al menos una hora por día. Cuanto menos un paseo, andar en bicicleta, tomar alguna clase de patín, gimnasia, baile, etc., las posibilidades son muchas y variadas.

*En este contexto de evitar el sedentarismo, es necesario también procurar que el niño no pase demasiado tiempo sentado con los videojuegos o enfrente del televisor.

*En la obesidad, el factor emocional también juega un papel importante: es decir, que el pequeño debe recibir contención y aceptación por parte de sus padres. La disminución de la autoestima, la tristeza,  soledad o incluso el estrés pueden también influir en la obesidad.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz