Parto: la importancia del primer contacto tras el nacimiento

Si estás por ser madre, entonces continúa leyendo: al momento del alumbramiento, el ambiente que reciba al bebé puede ser determinante para él y, antes que nada, necesitará del contacto con su madre. Existe evidencia científica que ha demostrado que este primer contacto es crucial e influye en el buen estado de salud del recién nacido, y en el óptimo inicio del período de lactancia.

Pues bien, compartamos en Vitadelia algunos datos a tener en cuenta al respecto.

Si bien el tomar en brazos y abrazar al bebé es algo casi instintivo en toda madre, hoy en día, con el protocolo en las maternidades muchas veces se corta este primer vínculo. Por ello, habrá que intentar que el deseo natural de la mujer se respete. Por suerte, hoy en día esto se está tomando cada vez más en serio y se procura mantener este primer contacto.

La ‘Estrategia de atención al parto normal en el Sistema Nacional de Salud’ del Ministerio de Sanidad recomienda al respecto que el bebé sano y su madre “permanezcan juntos tras el parto y no se separen en ningún momento“, si el estado de salud de la mujer así lo permite.

En concreto, lo que se hace según lo recomendado en el protocolo, es colocar al bebé recién nacido sobre el abdomen de su madre, durante al menos una media hora, de modo que se establezca un contacto piel con piel entre ambos.

Resulta que durante las dos horas posteriores al parto, el bebé se encuentra en lo que se denomina el ‘período sensitivo‘, un tiempo que sirve para contactar con la madre y, de forma instintiva, buscar el pecho de su madre para iniciar la lactancia de forma espontánea y sana.

En este sentido, y según datos estadísticos, en casi un 90 por ciento de los casos, los bebés toman el pecho de su mamá tras los 70 minutos de piel con piel. De aquí, que muchos especialistas recomiendan que este primer contacto se prolongue por más de 50 minutos y, en lo posible, de una hora.

Como se dijo, existe evidencia científica que destaca los beneficios del contacto precoz entre la madre y su bebé: la revisión de la biblioteca Cochrane de 30 estudios realizados al respecto ha recogido las principales ventajas del contacto piel con piel:

*Facilita el inicio y el mantenimiento de la lactancia. Incluso se ha comprobado que la duración del período de amamantamiento es mayor en las mujeres que respetaron este timo de contacto precoz con sus bebés tras el dar a luz.

*Reduce el estrés del bebé: estos pequeños lloran menos y duermen más y mejor.

*Así también, mejora el bienestar emocional de las madres, quienes están más tranquilas y han demostrado menos ansiedad a los tres días del parto, así como más confianza en sí mismas para cuidar a su pequeño.

Finalmente, queda hacerse una pregunta: ¿qué sucede en los casos de cesárea?

Si bien esto puede dificultar este primer contacto, debido a la intervención por la que ha tenido que pasar la mujer, los expertos sostienen que, con buena voluntad de por medio, se puede respetar también. Sino, de lo contrario, otra posibilidad es delegar al padre este contacto piel con piel.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz