Para una mejor respiración, menor contorno de cintura

cintura-contorno-pulmones

Como si pocos motivos ya se conocen para reducir la acumulación de grasa en la zona abdominal, ahora se suma otro más:  el sobrepeso en esta región puede también perjudicar el funcionamiento pulmonar, así lo sugiere un estudio llevado a cabo en Francia.

Diabetes, presión arterial elevada, trastornos cardiacos, entre otras afecciones se sabe están ligadas con el excedente de grasas alrededor de la cintura.

En esta ocasión, el grupo de científicos ha demostrado que tener un diámetro de cintura por encima del normal está relacionado con una reducción de la función pulmonar, al margen de otras complicaciones pulmonares en específico, o de la obesidad o de otros factores nocivos como el tabaquismo.

El trabajo se hizo tras el análisis de unas 120.000 personas y fue llevado a cabo por el Instituto Nacional Francés para la Salud y la Investigación Médica, en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

Los autores evaluaron varios otros factores que pueden estar relacionados como son el contexto demográfico, los antecedentes de tabaquismo y consumo de alcohol, así como también la función pulmonar en relación con una medición de obesidad conocida como índice de masa corporal (IMC), la circunferencia de cintura y otros indicadores de salud metabólica.

“Hallamos una relación independiente entre el daño de la función respiratoria y el síndrome metabólico, debido fundamentalmente a la obesidad abdominal“, explicó Natalie Leone, del Instituto Nacional Francés para la Salud y la Investigación Médica, en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

Con respecto a qué se entiende por un diámetro de la cintura excedente, los investigadores definieron a la obesidad abdominal como tener una circunferencia de cintura mayor a 89 centímetros en el caso de las mujeres y de 101, en los varones.

Varios estudios anteriores han relacionado el mal funcionamiento pulmonar con las mayores tasas de muerte y hospitalización por enfermedad cardíaca, sumaron los autores.

Si bien no ha quedado bien clarificado, los investigadores creen que la grasa abdominal perjudicaría la forma en que funcionan el diafragma y el pecho. El tejido graso también incrementaría la inflamación en el cuerpo, lo que jugaría un papel importante, añadió el equipo.

Pese a que los motivos no estarían claros, el doctor Paul Enright, de la Universidad de Arizona, dijo en un comentario que hay suficiente evidencia para incluir las mediciones de cintura como parte de evaluaciones de rutina de la función pulmonar.

Vía Reuters.com

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz