Para proteger la piel del frío

piel frio

El calor se va haciendo más esporádico y su lugar comienza, poco a poco, a ser ocupado por el frío. En esta época del año, nuestra piel tampoco se mantiene al margen de las inclemencias climáticas y puede verse perjudicada, en menor o mayor medida, por el excesivo frío.

Por ello, y para protegerla durante estos días en que las temperaturas descienden y descienden, ElMundo.es

dio a conocer un decálago dado a conocer por la Academia Española de Dermatología con los consejos más importantes para preservarla sana e hidratada:

-Para contrarrestar los efectos del frío y prevenir y combatir la deshidratación es necesario elegir una buena crema hidratante que contenga componentes realmente humectantes, tales como la glicerina, propilén-glicol, urea o le lactato sódico. Asimismo, deberían incluir en su fórmula otros compuestos con efecto oclusivo que sirvan de barrera para impedir la pérdida de agua epidérmica: la lanolina, la silicona y derivados cumplen esta función.

-Con la ayuda de cosméticos que contengan hidroxiácidos, retinol y/o vitamina C se puede disminuir las arrugas superficiales en la piel.

-Cuando las arrugas ya son más profundas se puede acudir también al empleo de cosméticos con péptidos.

-La protección solar sigue siendo importante: se debe utilizar un fotoprotector todos los días. A este respecto, recordar que el factor de protección deberá ser aún mayor cuando se realicen deportes de invierno, como el ski o snowboard.

-Ciertos suplementos vitamínicos que incluyan la A, B, C y E también serán de ayuda. Si bien no revierten el envejecimiento, sí mejorarán la apariencia de la piel en su totalidad.

-En el caso de que ya hayan surgido manchas, no hay que desesperar, se puede usar alguna sustancia despigmentante (en todo caso, consultar y podrá ser indicada por un dermatólogo).

-De gran relevancia es realizar una limpieza adecuada, cuidadosa, tanto por la mañana como por la noche. Para ello, optar por una crema limpiadora suave que no potencie la agresión que el frío puede significar.

-Dentro de lo posible, evitar los cambios bruscos de temperatura al pasar de una ambiente cálido a uno frío, es decir, al aire libre, ya que estas fluctuaciones aumentan la posibilidad de la aparición de vasos dilatados que provoca rojeces poco estéticas.

Disminuir, lo más posible, la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco, ya que ambos factores sumados al frío, disminuyen la vascularización cutánea con lo que aumentan aún más las rojeces y la deshidratación.

 -Finalmente, la Academia Española de Dermatología recordó que ésta es la mejor época del año para someterse a un tratamiento de rejuvenecimiento.

Vía ElMundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz