Para mantener tu peso: utiliza Internet, racionalmente

mujer ordenador

De acuerdo a un reciente estudio realizado en Gran Bretaña, no sólo pasar demasiado tiempo con el ordenador, sino también dormir poco o beber alcohol, contribuyen a ganar peso más fácilmente.

El estudio tomó como muestra a poco más de 5.000 mujeres jóvenes de entre 14 y 21 años, y encontró que cuanto más tiempo pasaban utilizando Internet, más aumentaba su IMC (índice de masa corporal).

El mismo resultado se observó a su vez con aquéllas que dormían menos de lo necesario y bebían bebidas alcohólicas. Si bien, según acordaron los autores, el efecto puede ser poco relevante, con el tiempo, y si se acumula cada vez más peso, puede pasar a mayores.

Para llegar a estas conclusiones los especialistas hicieron responder a las jóvenes un cuestionario sobre la cantidad de horas semanales que dedicaban al uso de internet, (que varió de una a cinco horas hasta más de 16 horas), cuántas horas dormían por noche (de menos de cinco a más de nueve) y cuánto alcohol consumían de manera habitual (de ninguna a dos o más copas por semana).

En general, el equipo halló que a medida que aumentaba el uso de internet, también crecía el IMC, sobre todo en las adolescentes menores de 18 años.

Al analizar el descanso nocturno, las participantes que dormían cinco horas o menos tendían a aumentar de peso más que las que dormían ocho horas. Y las niñas y jóvenes que ingerían dos o más bebidas alcohólicas por semana subían de peso más que las que menos tomaban.

Sin embargo, los efectos al año fueron leves. Por ejemplo, una adolescente de 19 años con un peso y una altura promedio podía aumentar 1,8 kilos si estaba en el grupo de alto riesgo de uso de internet, falta de sueño y consumo de alcohol.

Pero, con el tiempo, ese aumento de peso sería significativo, destacó el equipo.

Con respecto a las causas de porqué sucede esto, paracen ser bastante evidentes: pasar horas usando internet favorece el aumento de peso porque es tiempo en que la persona está inactiva y favorece el sedentarismo.

La falta de sueño genera cansancio, lo que reduce la actividad física durante el día, y altera el funcionamiento de las hormonas y el metabolismo, lo cual a su vez favorece el aumento de peso.

En tanto, el alcohol aporta muchas calorías vacías y estudios previos demuestran que las personas no compensan esa ingesta calórica a través del alcohol con menos comida o bebidas durante el día.

Vía ReutersHealth

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz