Para llegar a los 30 con más fuerza y vitalidad

Está comprobado que luego de pasar la edad de 30 años, nuestro cuerpo pierde masa ósea y muscular. Sucede que el estilo de vida que practicamos cambia porque comenzamos a realizar otro tipo de actividades, más sedentarias

, relacionadas -en la mayor parte de los casos- con el tiempo que le debemos dedicar al trabajo y a la familia.

A la edad de 35 años nuestro cuerpo comienza a envejecer paulatinamente. No significa que ya somos ancianos, sino que el proceso degenerativo se ha puesto en marcha. Sin embargo, no es motivo para deprimirse y dejar de vivir la vida, ya que existe la mejor manera de retrasar el envejecimiento y generar un cuerpo con mayor estabilidad física y resistencia: realizar ejercicios diarios y continuos. La clave está en la constancia.

La capacidad de nuestro cuerpo, la resistencia que generamos y el nivel de musculatura que obtuvimos es fundamental para no sufrir el paso de los años. Es por eso que los aparatos son los elementos que tenemos que utilizar si no queremos llegar a los 30 años con un cuerpo débil. Si bien, trabajar la musculatura muchas veces es tomado como un modo de verse mejor, es decir, físicamente, debemos saber que gracias a este trabajo nuestro organismo ganará, por ejemplo, defensas contra enfermedades, ya que lo estaremos fortaleciendo.

El lugar adecuado para realizar o comenzar con una rutina de aparatos es un gimnasio. Allí podremos contar con el conocimiento de profesores y entrenadores que nos indiques nuestra rutina de acuerdo con pautas como: alimentación, peso, posibles enfermedades crónicas y alguna que podamos heredar del lazo familiar. Teniendo en cuenta estos puntos, se nos dará una serie de ejercicios que se adecua a nuestras necesidades y capacidades.

A la hora de hacer aparatos, nunca debemos olvidar la importancia esencial que tiene una dieta que nos devuelva todo lo que perdimos mientras estábamos en actividad. Esta dieta debe ser bajas en calorías y alta en nutrientes. Lo básico es alimentarnos bien, ya que una mala dieta tira por la borda cualquier actividad que nos propongamos hacer.

Finalmente, podemos agregar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a todas las personas los adultas de una edad entre los 18 y los 64 años un tiempo mínimo de actividad de 150 minutos semanales, con una intensidad moderada. Para el caso de una actividad intensa, aconsejan 75 minutos cada semana. También se pueden combinar los tiempos recomendados de los ejercicios moderados con los vigorosos.

Vía:

OMS

musculaciónysalud

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz