Para disfrutar una tarde de domingo: garrapiñadas

Las garrapiñadas pueden ser una tentación dulce de otoño: un puñado de no más de diez almendras garrapiñadas, a modo de tentempié o como postre, no harán demasiado desarreglo en nuestra dieta y nos retribuirán con una cuota extra de sabor y energía.

Compartamos en esta ocasión en Vitadelia cómo preparar almendras garrapiñadas en casa, ideal para un domingo o día libre a la tarde, y para disfrutar en familia: su proceso es bastante sencillo y sólo requerirá de almendras peladas y cortadas, agua y azúcar. Las proporciones serán de tantas almendras como se desee y añadir la misma cantidad de azúcar y la mitad de agua.

En principio, se deben colocar las almendras en una sartén al fuego y, a medida que veas que se van tostando, las retiras y apartas en un recipiente.

Luego, vuelca el agua en la sartén y, cuando empiece a hervir, le agregas el azúcar. En este punto, lo esencial es ir revolviendo continuamente para evitar que se pegue, hasta que notes que ha quedado un almíbar claro, para entonces añadir las almendras tostadas a la sartén.

Una vez que el azúcar empiece a caramelizar y cubra bien las almendras, entonces se retiran de la sartén y se dejan enfriar en un fuente, lo más separadas entre sí para evitar que se peguen. Una vez estén bien frías, ya podrán disfrutarse.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz