Padres primerizos: cómo identificar que el bebé tiene hambre

Padres primerizos: cómo identificar que el bebé tiene hambre 1

Si eres madre primeriza (o padre), seguramente tengas muchas dudas con respecto a los cuidados de tu bebé. Una de ellas, suele ser cómo identificar cuando el pequeño llora por hambre o por otro motivo.

Los bebés suelen tener muchos gestos y lleva un tiempo identificar cada uno, o leer en ellos que es lo que están tratando de comunicar. El llanto es la forma más directa y utilizada por los bebés para llamar la atención. El problema es que lloran cuando algo les molesta, sea lo que sea.

Pues bien, te compartimos en Vitadelia una serie de consejos para identificar cuando el pequeño tiene hambre, cuyas señales en un primer momento son otras, y anteceden al llanto. Si bien cada bebé es único, y nadie mejor que los padres para discernir esas señales, con el paso del tiempo, hay algunas que sí son comunes.

*Suele comenzar con una agitación del bebé, que abre la boca, gira la cabeza y busca el pecho.

*Luego, puede comenzar a estirarse, a aumentar los movimientos y la inquietud.

*La mano a la boca es otra clara señal. Succiona.

*El llanto del bebé con hambre es enérgico, y se va tornando cada vez más fuerte y desesperante.

*En ocasiones, puede llegar a golpearse la mejilla o morderse el puño. El bebé se pone colorado.

Cuando el pequeño ha llegado a este punto, es recomendable primero sosegarlo, y después darle el pecho. Tomarlo, abrazarlo contra el pecho, acariciarle y hablarle, la voz de la madre los reconforta mucho. Luego sí, se podrá darle de comer.

¿Qué hacer si el bebé no da señales de tener hambre?

Los expertos recomiendan que la lactancia materna sea a demanda: cuando el bebé lo pida y durante el tiempo que él quiera.

La “Guía de la Lactancia Materna” publicada por la Consejería de Salud de Baleares indica que muchos bebés, “tras mamar nada más nacer, prefieren dormir el resto del primer día”. Estos expertos, sin embargo, enfatizan que si a partir del segundo día no muestra interés por comer y prefiere dormir, se debe probar a ofrecerle el pecho con frecuencia.

Es importante que mame, por lo menos, ocho veces al día“, explican. “No solo por su alimentación sino también para garantizar una buena producción de leche por parte de la madre“.

En este sentido, vale recordar que lo recomendable es de 8 a 12 tomas por día, aunque éstas deberán ser a demanda del bebé.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz