Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
La FAO advierte sobre el deterioro de las tierras y la consecuente crisis de alimentos

La FAO advierte sobre el deterioro de las tierras y la consecuente crisis de alimentos

Foto de La FAO advierte sobre el deterioro de las tierras y la consecuente crisis de alimentos

La salud del planeta está en alerta roja: un último informe de la Organización de Alimentación y Agricultura de Naciones Unidas (FAO) ha advertido, una vez más, sobre la amplia degradación y la escasez creciente de recursos de tierras y agua, lo que pone en peligro la producción de alimentos en el mundo.

La preocupación mayor radica en que, de seguir la tendencia de crecimiento demográfico, para el 2050 habría unos 9.000 millones de humanos, lo que hace dudar sobre la capacidad del planeta, tal como está hoy en día, para alimentar a semejante cantidad de personas.

El estado de los recursos de tierras y aguas del mundo para la alimentación y la agricultura señala que si en los últimos 50 años se verificó un aumento en la producción de alimentos, en muchos lugares, los logros se han asociado a prácticas de gestión que han degradado las tierras y los sistemas hídricos de los que depende la producción de alimentos“, dice textualmente el informe.

Ante estos abusos, la “excesiva presión demográfica” y “las prácticas y usos agrícolas insostenibles“, en la actualidad muchos de estos sistemas están en “riesgo de pérdida progresiva de su capacidad productiva“, se advirtió.

Aún más, y muy lamentablemente, “no hay región inmune, en todo el planeta hay sistemas en peligro, desde las tierras altas de los Andes hasta las estepas del Asia central“, se ha señalado en la nota.

El cambio climático, de las lluvias y ríos -de los que depende en gran parte la producción de alimentos- también suma gravedad al asunto. Como resultado, “nunca ha sido mayor el reto de proporcionar alimentos suficientes para un planeta que cada vez tiene más hambre, especialmente en los países en desarrollo, donde son menos abundantes las tierras de buena calidad, los nutrientes del suelo y el agua“, se señaló textualmente en el comunicado.

Ante este escenario, estos sistemas en riesgo “podrían simplemente no contribuir como se esperaba a satisfacer las demandas humanas en 2050“. Por ello, es urgente tomar “la acción correctiva ahora, indicó al respecto Jacques Diouf, director general de la FAO.

En concreto, un 25 por ciento de las tierras del planeta están degradadas, y el número de zonas que “llegan a los límites de su capacidad productiva aumenta rápidamente“, además, hay un 8 por ciento del territorio con una degradación moderada, un 36 por ciento, en “condiciones de establidad” o “degradación ligera“, y un 10 por ciento que “mejora“, se indicó puntualmente en el informe.

Finalmente, vale  mencionar que la definición de la FAO de degradación va más allá del deterioro de las tierras y las aguas sino que también  incluye una evaluación de otros aspectos de los ecosistemas afectados, como la pérdida de biodiversidad.

Vía Yahoo.com.ar

Anímate y déjanos tu comentario