Otro motivo para dormir bien: disminuye riesgo de diabetes tipo 2

dormir colchón

Que un descanso suficiente es necesario para gozar de buena salud, desempeñarnos en nuestras actividades cotidianas correctamente, tener mejor humor, y por una gran cantidad de motivos más, ya se ha dicho hasta el cansancio. Un nuevo estudio suma otra buena razón para no escatimar las horas pasadas con la cabeza sobre la almohada: dormir menos de 6 horas podría aumentar el riesgo de desarrollar alteración de la glucosa en ayunas, un paso previo a la diabetes tipo 2.

Este estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Búfalo, en Nueva York, los Estados Unidos y encontró que aquellos individuos que dormían menos de 6 horas por noche a lo largo de la semana, tras unos seis años de seguimiento, eran hasta 4,5 veces más propensos a pasar los niveles normales de azúcar en sangre en comparación con quiénes sí dormían un promedio de 8 horas.

Estos resultados fueron dados a conocer recientemente durante la reunión anual sobre Epidemiología y Prevención de la Enfermedad Cardiovascular de la Asociación Americana del Corazón que se está celebrando en Florida.

Recordemos que la diabetes tipo 2, surge sobre todo en la mediana edad y se produce cuando el organismo segrega demasiada insulina y no la utiliza de forma eficaz, lo que termina provocando una resistencia a la insulina.

Con respecto a este reciente estudio se puede decir que participaron un total de 1455 personas. Entre estos individuos se identificaron unos 91 casos de glucosa en sangre en ayunas de menos de 100 miligramos por decilitro (mg/dL) durante los exámenes iniciales de 1996 que habían subido a niveles de entre 100 y 125 mg/dL en los análisis de seguimiento de 2003.

Cada una de estas 91 personas fueron asociadas con tres personas control de un grupo de 273 cuyos niveles de glucosa estaban por debajo de 100 mg/dL en los registros iniciales y los de seguimiento. Así luego, los investigadores también adaptaron los grupos según género, raza y año de inclusión en el estudio. Por último los dividieron según la duración de su sueño en tres grupos según durmieran menos de seis horas, más de ocho horas o entre seis y ocho horas.

Según explicó Lisa Rafalson, directora del trabajo, “este estudio apoya la creciente evidencia de la asociación del sueño inadecuado con los efectos adversos para la salud. El sueño debería ser evaluado en instalaciones clínicas como parte de las revisiones realizadas a lo largo de la vida”.

Vía Europapress.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz