Otro motivo más para no fumar: daña el cerebro

No es novedad que el tabaco es malo para la salud, y que es causa primera de cáncer de pulmón, entre otros trastornos. Pero su perjuicio va más allá del sistema respiratorio, e involucra todo el cuerpo, incluso el cerebro. Un estudio británico acaba de explicar esto de forma muy gráfica: el tabaco “pudre” el cerebro, concluyó.

Se trató de una investigación del King College de Londres, en el Reino Unido, que ha confirmado que el fumar deteriora en gran medida las funciones de la memoria, aprendizaje y el razonamiento del cerebro.

De tal modo que los especialistas han hecho hincapié en la necesidad de crear conciencia en la población, ya que sus daños son realmente significativos, y también a nivel cognitivo.

El estudio salió publicado en la revista especializada Age and Ageing y tomó como base otra investigación que analizaba los posibles vínculos entre la probabilidad de un ataque al corazón o un derrame cerebral y el estado del cerebro. De todos los factores estudiados, el tabaquismo resultó ser el de mayor peso, más aún que la presión arterial alta y el sobrepeso que, si bien afectarían el cerebro, lo harían “en menor medida“.

Uno de los resultados más fuertes de este trabajo fue el demostrar que el riesgo general de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular está “significativamente asociado con el deterioro cognitivo“, por lo que también se dedujo que hay “una asociación consistente entre fumar y las puntuaciones más bajas en las pruebas” del estudio.

Alex Dregan, uno de los investigadores del King College, aseguró que si bien es cierto que el deterioro cognitivo “se vuelve más común con la edad“, se han identificado algunos factores de riesgo que estarían asociados con el deterioro cognitivo acelerado, los que no obstante “podrían ser modificables“. Con ello, podrían evitarse enfermedades “como la demencia“, afirmó.

En este sentido, el miembro de Alzheimer’s Research UK, el doctor Simon Ridley, añadió que la investigación “ha vinculado repetidamente tabaquismo e hipertensión arterial con un mayor riesgo de deterioro cognitivo y demencia“.

Por ello, apostó por “cuidar la salud cardiovascular a partir de la mediana edad“, y una de las mejores formas es, además de buena dieta y actividad, el no fumar.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz