Otoño, consejos para comer mejor

Otoño, consejos para comer mejor 1

Con el otoño, se vuelve a la rutina, las temperaturas comienzan a descender y también nos dan ganas de consumir otro tipo de alimentos, ya calientes y más elaborados. Para una dieta más equilibrada y suficiente para cumplir con todas las necesidades, te contamos en este post de Vitadelia algunos consejos dietéticos.

Como siempre, habrá que potenciar los productos de temporada, comprar fresco y, en lo posible, orgánico. El elegir productos de proximidad, no solo supone mejores precios sino también contribuir al crecimiento económico de la zona en la que se vive.

La importancia del desayuno

Como ya se ha dicho, el desayuno es una pieza clave de la alimentación diaria, ya que supone el primer suministro de nutrientes y energía para comenzar el día.

Un desayuno equilibrado debería contener una porción de lácteos, algún compuesto de hidratos (si es integral, mucho mejor) y una de proteínas, más alguna pieza de fruta.

Podrás incluir las frutas de temporada: peras, manzanas, mandarinas, naranjas, uvas e incluso granadas, todas opciones ricas en vitaminas y minerales, además de aportar fibra natural, tan necesaria para el buen funcionamiento intestinal.

Las frutas también son buena opción para media mañana, a modo de colación.

Comidas equilibradas

Recuerda de un almuerzo o cena equilibrado es aquel que incluye los tres grupos de alimentos: verduras y hortalizas, proteínas y alimentos con hidratos de carbono, pueden ser patatas, arroz, pasta, legumbres u otros cereales. De postre: también una pieza de fruta.

Una buena opción de temporada es, por caso, la calabaza: una verdura sabrosa y de bajo contenido calórico, ya que aporta solo unas 30 calorias cada 100 gramos. Versátil se puede sumar en primeros platos, rellenos o incluso como acompañamiento. Las opciones son muchas, ricas y variadas.

Las legumbres, en cualquiera de sus tipos, son ideales para sumar proteínas vegetales de calidad, con aporte energético moderado y para ayudar a limpiar el colesterol. Semillas y cereales, son también muy bienvenidos en otoño.

Otro alimento rico y nutritivo de temporada son las castañas: una buena forma de consumirlas cuando empieza el frío es tostadas. Si bien son incluidas dentro del grupo de los frutos secos o de cáscara, poseen una composición nutricional muy distinta al resto de los frutos secos, como nueces o almendras.

Las castañas son ricas en hidratos de carbono y pobres en grasas, con un aporte energético de 180 calorias cada 100 gramos, mientras que el resto de los frutos secos tienen muchas más grasa y calorías (en promedio 570/670 calorías, cada 100 gramos). Las castañas son, entonces, un buen tentempié a media mañana o media tarde.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz