Otitis: cuidado con el mal uso de los hisopos

Para la limpieza de nuestros oídos solemos recurrir a la ayuda de hisopos o cotonetes,  no obstante, su uso debe ser adecuado, para higienizar sólo los conductos externos y nunca introducirse más de lo recomendado, ya que de lo contrario, podría provocar daños o, como bien alertó la otorrinolaringóloga del Hospital Dos de Mayo, de Lima, doctora Rosa Ampuero Cáceres, otitis.

En este sentido, es necesario tener mayor atención con los niños, y evitar que sean ellos mismos (más cuando son pequeños) los que se limpien, sino que lo haga su padre o madre, o un adulto.

“El hisopo es únicamente para la limpieza de los surcos externos del oído, sin embargo, los niños suelen ingresarlo hasta las capas más profundas, maltratando el conducto auditivo y favoreciendo el ingreso de hongos y bacterias, lo que ocasiona una otitis“, explicó puntualmente la especialista.

Asimismo, Cáceres advirtió que si el hisopo se introduce más allá, y llega hasta el sistema auditivo “puede producir traumatismos y laceraciones“, lo que también puede llevar a una “posterior aparición de una otitis o infección en el conducto auditivo”.

La especialista recomendó que en aquellos casos en que se sufra de una abundante segregación de cerumen, lo mejor será acudir a un profesional que limpie los conductos con los instrumentos adecuados.

Vale recordar que la otitis es uno de los trastornos auditivos más frecuentes y que en ciertas ocasiones puede llevar a cuadros de infección graves, de modo tal que los pacientes pueden sufrir sordera o hasta parálisis facial.

En cuanto a los primeros síntomas, la profesional mencionó que en la primera etapa se puede experimentar una “picazón en el oído, zumbido y dolor“. Ante estas primeras señales, se debería recurrir de inmediato a un otorrinolaringólogo para confirmar o no el diagnóstico, e indicar el tratamiento correspondiente.

Cáceres añadió que tras una semana del comienzo de la afección, y si no se ha tratado, el cuadro puede desencadenar en un dolor más intenso, en pus en el oído y hasta en la sensación de vértigo.

Finalmente, y con respecto al tratamiento, la especialista explicó que suele recetarse un antibiótico, gracias al cual en sólo unas 48 horas los síntomas deberían mejorar considerablemente. Así también, y en cuadros más intensos puede suceder que el médico recete descongestionantes nasales y mucolíticos.

Vía Globedia

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz