La OMS advierte sobre el alto consumo de azúcar

refresco

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado la importancia de reducir el consumo de azúcar a nivel global, con una “recomendación fuerte” de que no supere el 10 por ciento de las calorías consumidas a diaria. A ello, sumó la “recomendación adicional” de que no sea superior al 5 por ciento de la ingesta calórica total, tanto en niños como en adultos.

Así lo recogió la OMS en su nueva guía que incluye las directrices sobre el consumo de azúcares, sobre todo, ante una actualidad en que la obesidad, las caries dentales y la diabetes están muy presentes.

Al respecto, se recordó que los azúcares se pueden dividir en monosacáridos (como la glucosa y la fructosa) y los disacáridos (azúcar de mesa o sacarosa). Estos compuestos suelen añadirse en distintos productos por los fabricantes alimenticios, más allá del azúcar natural que pueda encontrarse en zumos, miel o en jarabes.

Vale mencionar que la guía no se refiere a los azúcares de la fruta o leche, ya que no habría evidencia documentada sobre sus efectos adversos. La agencia de la ONU destacó además que gran parte de los azúcares que se consumen hoy en día están “ocultos” en los alimentos procesados, incluso los que no se consideran dulces.

Por ejemplo, una cucharada de ketchup contiene cerca de cuatro gramos de azúcar (alrededor de una cucharadita de café) y una sola lata de refresco endulzado con azúcar contiene hasta 40 gramos (10 cucharaditas de café) de azúcares libres.

La ingesta de azúcares libres varía según la edad y el país: si los adultos europeos ingieren entre un 7 y un 8 por ciento de la ingesta total de calorías por día, en países como España o Reino Unido este porcentaje trepa al 17 por ciento.  El consumo es mucho mayor entre los niños, que va desde un 12 por ciento Dinamarca, Eslovenia y Suecia a casi un 25 por ciento en Portugal.

Las recomendaciones de la guía de la OMS recogen los últimos datos científicos, que señalan que los adultos que consumen menos azúcares tienen un menor peso corporal y que el aumento de la cantidad de azúcares en la dieta se asocia con un incremento de peso.

Además, las investigaciones demuestran que los niños con la mayor ingesta de bebidas endulzadas con azúcar son más propensos a tener sobrepeso u obesidad que los menores que beben menos de estos refrescos.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz