Ola de calor, consejos de belleza

Consejos para la Ola de calor

Una ola de calor puede llegar en cualquier momento, sin previo aviso y con la intención de hacernos pasar unos muy malos días. Aunque ya estamos en agosto y parece que el tiempo ha mejorado mucho, eso no implica que no podamos encontrarnos con un golpe de calor inesperado sin venir a cuento. Y esos momentos lo que más nos preocupa es mantenernos frescos para poder resistir el aumento de la temperatura. Aunque también nos interesa saber cómo conseguir que nuestra piel se mantenga en forma y que así podamos estar cuidados incluso cuando la temperatura no acompañe.

Ola de calor, remedios naturales

Lo primero de todo que debemos hacer es hidratarnos. No estamos descubriendo América a nadie ni se trata de una idea demasiado original, pero es conveniente que lo tengamos en cuenta. A veces somos un poco testarudos y como no estamos en casa o no tenemos agua a mano pensamos “no pasa nada por no beber en unas horas”, pero estamos cometiendo un grave error. Un error que puede conllevar a que suframos deshidratación y también a que nuestra piel se vea severamente afectada por la falta de agua. ¿Seguro que estamos dispuestos a sufrir problemas en la piel solo por no meternos en una tienda y comprarnos un botellín de agua? Tendríamos que pensarlo dos veces. Además, tengamos en cuenta que el agua se debe beber antes de que tengamos sed o que nos encontremos sedientos. Si llegamos a ese estado en el cual nos parece que estemos arrastrándonos por el desierto, es que habremos hecho algo mal. Y para beber, nada mejor que agua o bebidas con una alta cantidad de electrolitos.

Un baño siempre va bien

Parece obvio. Si tenemos calor, nos damos un baño. A ser posible es recomendable la piscina, porque tiene el espacio y la temperatura adecuadas como para que nos sintamos estupendos mientras estamos dentro. Pero mucho cuidado, tengamos en mente una recomendación: no debemos bañarnos en el momento en el cual el sol esté apuntando hacia nosotros con una mayor intensidad. Si lo hacemos nos arriesgamos a sufrir quemaduras. Así que en su lugar lo que deberíamos hacer es bañarnos a primera hora de la mañana o cuando esté anocheciendo.

La ropa clara es más recomendable

Este es un truco de la abuela que lleva funcionando desde hace décadas: usar ropa clara. La intención con esta decisión es que atraigamos menos los rayos del sol. Y si atraemos menos sol, atraemos menos calor, es de sentido común. Por eso todo lo que se trate de ropa negra u oscura tenemos que dejarlo de lado y prescindir de ello. También hay que considerar que las fibras naturales son capaces de absorber la humedad de la piel y el calor, aunque todo es recomendable potenciarlo con el uso de una mini-sombrilla. Quizá no estéis acostumbrados a usar este tipo de accesorio, pero os resultará muy útil cuando os encontréis expuestos al sol.

Protejerse del sol

Aprende a utilizar el congelador

Cuando nos encontramos en un nivel de alta temperatura demasiado extremo, sufriendo un calor que nos haya dejado totalmente doloridos y sofocados, es bueno que usemos métodos radicales. En ese tipo de momentos es cuando debemos aprender lo útil que puede ser el congelador. Normalmente introducimos en este electrodoméstico una serie de productos que todos consumimos, como cubitos de hielo o la comida congelada que hemos comprado en el supermercado. Pero nosotros lo que os vamos a recomendar es que lo uséis para almacenar algunos de los tratamientos faciales que se están poniendo de moda en la actualidad.

Hay algunos productos de belleza de marcas conocidas que utilizan el congelador y las bajas temperaturas para ser más eficientes. El efecto que producen es muy beneficioso, dado que le proporcionan a la piel una función de tensado y de limpieza superior a la media. Estos métodos también sirven para que la humedad de nuestro rostro sea mayor y que así tengamos menos problemas con el sol.

Prueba otros productos de belleza

Nosotros somos lo primero en cualquier momento del año, ya sea verano o invierno. Por eso no debemos dejar que una condición climática nos afecte hasta el grado de sufrir efectos negativos en nuestra piel. Si todo lo anterior os resulta insuficiente os recomendamos probar otros productos de belleza enfocados a este objetivo. Ya sabéis que el sector está lleno de ellos y que muchos son de origen natural. Un ingrediente que podéis buscar entre ellos es la menta, que tiene una capacidad muy refrescante y resulta muy positiva para nuestra piel.

Si ponéis en práctica estos consejos podréis lograr que la ola de calor no os acabe pasando factura en términos de belleza y que siempre podáis estar tan fantásticos como antes de comenzar el verano. Los rayos del sol solo acabarán siendo dañinos para nosotros si se lo permitimos, pero si nos posicionamos con firmeza ante ellos no tendrán nada que hacer.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz