La obesidad mórbida puede reducir la esperanza de vida hasta en 14 años, concluye estudio

adelgazar-dieta-obesidad-sobrepeso-balanza-getty_MUJIMA20120821_0037_31-600x301

La obesidad mórbida es uno de los factores de riesgo para la salud, y de hecho, puede reducir hasta en 14 años la expectativa de vida, según un reciente estudio realizado en los Estados Unidos.

Para llegar a esta conclusión, los expertos de norteamericanos, revieron los datos de 20 estudios anteriores, con lo que observaron que un IMC superior a 40 (lo que se considera como obesidad grave), incrementa las probabilidades de muerte prematura, sea por enfermedad cardíaca, cáncer o diabetes, en comparación con personas que tienen un peso normal.

Hallamos que las tasas de muerte en los adultos gravemente obesos eran unas 2.5 veces más altas que en los adultos en el rango de peso normal“, dijo al respecto la investigadora líder, Cari Kitahara, miembro investigadora del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

La obesidad grave explica 509 muertes excesivas por cada 100 mil hombres cada año, y 382 muertes excesivas por cada 100 mil mujeres, prosiguió.

El equipo de Kitahara ha calculado que, en comparación con las personas de peso normal, las personas con obesidad mórbida reducirían sus vidas entre 6,5 y 13,7 años. Una reducción similar a la causada por el tabaquismo, comentó la experta.

Recordemos que el IMC, índice de masa corporal, es un cálculo de la grasa corporal basado en la estatura y el peso. Un valor de IMC de entre 18,5 y 24,9 está considerado normal, es decir, que la personas tiene un peso corporal acorde a su altura.

En los Estados Unidos, cerca del 6 por ciento de la población adulta es gravemente obesa, lo que los pone en riesgo.

Hace mucho que tenemos evidencias claras y convincentes de que la obesidad se relaciona con las enfermedades crónicas importantes que asolan a las sociedades modernas: las enfermedades cardiacas, el cáncer, el accidente cerebrovascular, la diabetes, la demencia y otras“, recordó David Katz, director del Centro de Investigación sobre la Prevención de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

Estudio

Para el trabajo, los investigadores se centraron en investigaciones anteriores con casi 10 mil personas gravemente obesas que nunca habían fumado ni tenido ninguna enfermedad crónica. Compararon a esas personas con unos 304 mil adultos con un peso normal.

Durante el periodo del estudio de 30 años, los hombres y mujeres gravemente obesos tenían mayor riesgo de morir en comparación con las personas con un peso normal.

La enfermedad cardíaca fue el factor más importante vinculado con la muerte entre los gravemente obesos, seguida por el cáncer, la diabetes y las enfermedades renales y hepáticas. Además, el riesgo de morir por cualquiera de esas afecciones iba en aumento, junto con el peso.

De todos modos, los investigadores reconocieron que los resultados son “limitados“, ya que las personas reportaron su propio peso y estatura para calcular el IMC, y también porque el IMC fue la única medida de obesidad utilizada.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz