Nutrientes para un mejor rendimiento intelectual

Si tu trabajo requiere de gran desempeño intelectual o si estudias y debes rendir exámenes, ciertos nutrientes y, por ende, alimentos están recomendados con este fin, para mejorar tu rendimiento intelectual.

De los varios nutrientes relacionados con el cerebro y sus funciones, vale destacar primero a los ácidos grasos Omega-3, la vitamina B12, y ciertos minerales como el fósforo, hierro, zinc y el yodo.

Omega-3

De entre los suplementos más “de moda” cuando de época de exámenes se trata se encuentra el de Omega-3

, un producto que cuenta con un alto uso tanto entre los adultos como en los más jóvenes.

Este ácido graso esencial cumple una función especial para para el buen funcionamiento general del cerebro. Al respecto vale recordar que debe incorporarse a través de los alimentos (o por suplementos), ya que el organismo no los sintetiza por sí mismo.

Fósforo

En este caso, es un mineral relacionado con el cerebro: se le atribuye parte en la memoria y en la capacidad de aprendizaje. Sin embargo, aunque sí sea cierto que participa en las señales nerviosas, no cabe llamarlo directamente “el alimento del cerebro”.

El fósforo es un nutriente presente en una gran cantidad y variedad de alimentos, por lo que su deficiencia es rara. Lo podrás encontrar en la leche desnatada, en las lentejas, pan multicereal, huevo, pescados, carnes, almendras y nueces, entre otros.

Vitamina B12

La deficiencia de esta vitamina puede llevar a una reducción del rendimiento intelectual, y su carencia puede estar presente en cualquiera, pero más que nada en los mayores de 50 años o en los vegetarianos estrictos.

En todo caso, se recomienda tomar suplementos de B12 o ingerir alimentos fortificados, como son algunas leches vegetales o cereales para el desayuno.

Yodo

Este mineral contribuye a la función cognitiva y a una correcta actividad de las neuronas, y sí es más frecuente registrar problemas por deficiencia de yodo entre la población. Resulta muchas veces difícil cubrir los requerimientos diarios a través de la dieta, en especial, en las embarazadas y durante la lactancia.

Ante ello, desde las sociedades de endocrinología y de nutrición de España, y desde el Ministerio de Sanidad, se ha recomendado reemplazar la sal normal, de mesa o marina, por una variedad yodada.

Hierro

Se cree que entre un 2 y un 5 por ciento de los adultos en los países desarrollados sufre anemia por deficiencia de hierro, lo que se conoce como ‘anemia ferropénica’.  Este problema causa, entre otros trastornos, una falta de concentración lo que, obviamente, no va a sumar a la hora de tener que estudiar o de preparar un examen.

Siempre habrá que realizarse chequeos periódicos para comprobar el nivel de hierro en sangre y, en caso de anemia, consultar con el médico quien podrá recetar suplementos de hierro, en caso de que sea necesario.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz