Nuevo estudio encuentra beneficios del Yoga sobre el insomnio y otros síntomas propios de la menopausia

Ya hemos hablado en varias ocasiones en Vitadelia sobre los beneficios del Yoga

, esta disciplina india ancestral que se ha ganado su buen lugar en Occidente también. Pues bien, un nuevo estudio realizado por profesionales norteamericanos concluyó que sólo un par de sesiones de yoga ayudaría a reducir los trastornos del sueño y otros inconvenientes propios de la menopausia en las mujeres.

Según se publicó en la revista especializada Menopause, se trabajó sobre 44 mujeres al azar con distintos grados de síntomas de menopausia, que se dividieron en tres grupos: unas 14 mujeres realizaron estiramientos con un fisioterapeuta dos veces por semana, 15 asistieron a clases de yoga con la misma frecuencia, y las restantes 15 sólo sirvieron como grupo de control.

En las clases se utilizaron posiciones de estiramiento y técnicas tibetanas para fortalecer la respiración, contó el equipo liderado por la doctora Helena Hachul. En concreto, tras cuatro meses de seguimiento se observó que las féminas del grupo que había practicado yoga tenían menos síntomas asociados a su etapa vital que el que había servido de control.

Todo esto es parte de la creciente evidencia sobre los beneficios del yoga“, aseguró otra especialista -que no participó del trabajo-, Cathryn Booth-LaForce en vista de estos resultados. “Los médicos están empezando a recomendarlo, no sólo para la menopausia, sino también para distintas enfermedades“, añadió.

Ya existe mucha evidencia previa sobre sus beneficios, por caso, hay estudios anteriores que habían demostrado que esta disciplina reduce los niveles de estrés y la respuesta “pelear o escapar” del sistema nervioso simpático frente a un peligro o amenaza.

Según se explicó, para realizar este último estudio, se hizo responder a las mujeres cuestionarios antes y después del tratamiento. Uno de ellos era para determinar la gravedad de los síntomas de la menopausia: leves (entre 0 y 18), moderados (18 y 35) y graves (más de 35).

Tras el período de cuatro meses, el grupo que había practicado yoga tenía un puntaje medio de 12,4; mientras que el grupo de control alcanzaba los 19,9 puntos.

Asimismo, se les consultó sobre su calidad de sueño, con una tabla de 0 a 28 (28 indicaba insomnio grave). El grupo que había hecho yoga reveló un puntaje de 9,7, mientras que el de control alcanzó un 13,7.

De todos modos, vale mencionar que no se registraron diferencias evidentes entre las mujeres
tratadas con yoga y aquellas que sólo realizaron ejercicios de estiramiento. “Le recomendaría a las mujeres que hagan una clase de yoga semanal y lo practiquen 15 minutos por día en casa“, concluyó Booth-LaForce.

Vía Yahoo.com.ar

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz