Nuevo estudio alerta sobre el riesgo de las bebidas energéticas: pueden causar arritmias

Nuevo estudio alerta sobre el riesgo de las bebidas energéticas: pueden causar arritmias 1

No es la primera vez que las bebidas energéticas están en la mira: otro estudio realizado por la Universidad de Bonn, en Alemania, ha concluido que el consumo de bebidas energéticas, altas en cafeína y taurina, aumentan el ritmo cardíaco, en específico, las tasas de contracción del corazón, sólo una hora después de haber sido ingerida.

Al respecto el profesor Jonas Dörner, expresó que “hasta ahora no hemos sabido exactamente qué efecto tienen estas bebidas energéticas en la función del corazón“, a lo que añadió que hace tiempo existen preocupaciones sobre los posibles efectos secundarios, en especial en el caso de los adolescentes y adultos jóvenes.

No obstante, “existe poca o nula regulación de las ventas de bebidas energéticas“, destacó el experto.

Dörner explicó que estas bebidas contienen taurina y cafeína, como principales ingredientes, lo que puede llevar a modificaciones en el ritmo del corazón. De hecho, las bebidas energéticas contienen hasta tres veces más de cafeína que otras opciones, como el mismo café o los refrescos de cola.

El alto consumo de cafeína puede llevar a un aumento de la frecuencia cardíaca, a palpitaciones, incremento de la presión arterial y, ya en casos más graves, a convulsiones o hasta la muerte súbita.

Para realizar este último estudio, Dönner y sus colegas utilizaron imágenes por resonancia magnética cardíaca (MRI) para medir el efecto del consumo de bebidas energéticas, según su función cardíaca, en 18 voluntarios sanos. Cada uno de ellos se sometió a la MRI antes de beber, y una hora después de haberlo hecho.

Las bebidas tomadas tenían una concentración de taurina de 400 mg/100 ml, y de cafeína de 32 mg/100 ml.

De este modo, se encontró que, en comparación con las imágenes de referencia, los resultados de la RM cardiaca una hora después de la ingesta de la bebida energética por parte de los participantes demostró un aumento significativo de los picos de tensión y mayores picos de tasas de tensión sistólica (mediciones de la contractilidad) en el ventrículo izquierdo del corazón, que recibe la sangre oxigenada de los pulmones y la bombea a la aorta, que la distribuye en el resto del cuerpo.

No sabemos exactamente cómo o si esta mayor contractilidad cardiaca tiene efectos en las actividades diarias o el rendimiento deportivo“, reconoció Dörner, agregando que se necesitan más estudios para entender este mecanismo y determinar cuánto tiempo dura el efecto de la bebida energética.

Los investigadores no encontraron diferencias significativas en la frecuencia cardiaca, la presión arterial o la cantidad de sangre expulsada por el ventrículo izquierdo del corazón entre el examen inicial y el segundo por MRI.

Ante estos resultados, los especialistas remarcaron la necesidad de evitar el consumo de las bebidas energéticas, sobre todo en los jóvenes y en las personas con arritmias.

Un informe de 2013 de la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental norteamericana señaló que en Estados Unidos, desde 2007 hasta 2011, el número de visitas al servicio de urgencias relacionadas con el consumo de bebidas energéticas casi se duplicó, ya que pasó de 10.068 a 20.783. La mayoría de los casos fueron en pacientes de 18 a 25 años, seguidos de los de 26 a 39.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz