Nueva revisión sugiere que las mujeres que toman suplementos de vitamina D3 tienen más probabilidad de supervivencia

Una nueva revisión ha determinado que las mujeres mayores que toman suplementos de vitamina D3 tendrían mayor longevidad que las féminas que no lo hacen, aunque también se elevaría el riesgo de tener piedras en los riñones.

El trabajo, realizado por investigadores estadounidenses, incluyó la revisión de unos 50 ensayos previos que incluía más de 94.000 adultos mayores (la gran mayoría eran mujeres). De manera general, los expertos pudieron concluir que los que tomaban suplementos de vitamina D3 tenían hasta un 6 por ciento menos de riesgo de morir durante el tiempo del estudio, un promedio de dos años.

En concreto, los investigadores señalaron que los adultos mayores debieran tomar vitamina D3 durante cerca de dos años para vivir un año más de vida.

Sin embargo, aún quedarían dudas ya que, en principio, la mayor parte de los participantes eran mujeres, por lo que habría que corroborar los resultados en hombres, así como tampoco se pudo determinar bien porqué las mujeres que consumieron esta vitamina tuvieron más chances de supervivencia.

La vitamina D es necesaria para los huesos, que se debilitan en la edad adulta, y una deficiencia de este nutriente puede volver a las personas más vulnerables frente a caídas y fracturas.

En el estudio se analizaron cuatro formas distintas de Vitamina D, y de todas, la D3 (colecalciferol) resultó ser la más potente y la que se absorbe más rápido.

Según explicó el doctor Christian Gluud, principal investigador, una dosis de 800 unidades internacionales (UI) parecía ser la apropiada para un menor riesgo de muerte, según su estudio.

El beneficio encontrado por el equipo coincide con las recomendaciones actuales, que se sitúan en los 600 UI  por día, mientras que para los adultos mayores esta dosis se eleva a los 800 UI diarios.

No obstante, desde el Instituto de Medicina (IOM) de Estados Unidos se advierte que un consumo excesivo (de más de 4.000 UI diarios) puede provocar toxicidad y generar piedras en los riñones al elevar los niveles de calcio en el cuerpo, entre otros efectos perjudiciales.

Aún más, en su estudio, el equipo de Gluud halló que la vitamina D3 tomada junto al calcio aumentaba el riesgo de piedras en los riñones en un 17 por ciento en los adultos mayores.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz