Nueva revisión sugiere que el té verde reduce el riesgo de cáncer endometrial

Según una reciente revisión de varios estudios previos realizada en Shangai, China, el y, en específico, en su variedad verde-gracias a su concentración más elevada de polifenoles-, podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer endometrial. Los autores, sin embargo, advirtieron que hacen falta más estudios para confirmar esta protección.

El té es la segunda bebida más consumida en el mundo entero, sólo después del agua. No es ésta la primera vez que los investigadores quieren ahondar sobre los efectos benéficos de esta infusión y de sus antioxidantes, en relación con el cáncer.

Algunos estudios previos, efectuados sobre animales, ya habían demostrado que los polifenoles en el té tendrían un efecto reductor sobre los tumores, pero no había resultados certeros relativos al cáncer endometrial.

Este tipo de cáncer es el cuarto más frecuente en las mujeres norteamericanas, y según el Instituto Nacional de Cáncer, se diagnostican unos 42.000 nuevos casos cada año y se producen unas 7.800 muertes por su causa.

Un equipo del Centro Nacional de Evaluación e Investigación de Seguridad de Nuevos Fármacos de Shangai revisó entonces unos siete estudios publicados sobre el papel del té verde y el negro en la prevención del cáncer de endometrio.

Esta revisión salió publicada en American Journal of Obstetrics and Gynecology. Puntualmente, el equipo comparó los datos  en el tiempo de las personas que consumían té con regularidad con aquellas que no lo hacían tan seguido o que directamente no bebían esta infusión.

A modo de resumen, los autores obtuvieron mejores resultados en el caso del té verde, y encontraron que unas dos tazas diarias de té estaban asociadas con un 25 por ciento menos riesgo de desarrollar este tipo de tumor.

Finalmente, vale mencionar que los autores señalaron que la protección frente al cáncer endometrial se debería a varios factores: uno de los más importantes es que el té contiene fitoestrógenos, que son compuestos que protegerían contra este tipo de cáncer porque podrían interferir con los receptores de estrógeno.

Vía Buenasalud

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz