Nueva evidencia alerta sobre los riesgos del exceso de ruido: sería negativo para el corazón

La contaminación acústica, o el exceso de ruido, también podría influir negativamente sobre la salud cardiovascular, según nueva evidencia.

Uno de ellos, se realizó en Canadá y encontró que los empleados que son sometidos a ruidos persistentes en sus trabajos tendrían entre dos y tres veces más de riesgo de desarrollar una enfermedad cardiaca grave en comparación con quienes trabajan en ambientes más tranquilos.

Este trabajo se realizó, en específico, por la Universidad British Columbia en Vancouver, sobre 6.000 trabajadores, demandó más de 20 años, y concluyó que los sujetos que se desempeñaban en un entorno más ruidoso, y más allá de otros factores, tenían hasta tres veces más de posibilidad de padecer angina de pecho, y el doble de enfermedad coronaria y de hipertensión.

Otro ensayo fue liderado por Matthias Egger, de la Universidad de Berna, en Suiza, quien se encargó de analizar junto a su equipo de investigación más de 4,5 millones de adultos en todo el país.

“Creemos que este estudio es un progreso importante que ayuda a determinar si el ruido realmente tiene este efecto sobre el corazón o es su combinación con la contaminación ambiental”, dijo el responsable.

Gracias a los registros gubernamentales y los datos ambientales, los investigadores pudieron determinar el nivel de contaminación en las zonas cercanas a los aeropuertos, y esto a lo largo de quince años.

Tras considerar otros factores posibles involucrados en la salud cardíaca, se encontró que tanto el nivel como la duración del ruido incrementaban de por sí solos el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Los autores identificaron un total de 15.532 muertes por infarto entre los años 2000 y 2005, y encontraron que aquellos que estaban expuestos a unos 60 decibelios por día tenían hasta un 30 por ciento más de posibilidades de padecer un paro al corazón mortal, en contraste con los que vivían bajo 45 decibelios.

Los autores destacaron que “aquellos que residían dentro de un perímetro de 100 metros de una autopista o autovía poseían, asimismo, más posibilidades de enfermar del corazón”.

Por ello, los especialistas entonces se aventuran a añadir un nuevo factor de riesgo para el corazón: a la irritabilidad, el insomnio, el cansancio y el aumento de la presión sanguínea se le puede sumar el del exceso de ruido.

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz