No te prives del placer de una taza de té

Taza de té

Una taza de té es una bebida fácil de preparar, económica y muy saludable. Nunca nos deberíamos privar de una, porque con su ingesta estamos beneficiando a nuestro organismo en gran medida. Hoy queremos que toméis consciencia de este pensamiento y por eso os vamos a dar una serie de motivos por los que tomar una taza de té de vez en cuando se puede convertir en una de las mejores decisiones que toméis.

Taza de té para liberar estrés

Si pensamos en una bebida que realmente nos relaje seguro que la primera que nos viene a la cabeza es el té. Sus propiedades relajantes tienen capacidad para transportarnos a un mundo de tranquilidad y relax donde nos olvidemos de todas las preocupaciones. Pero esto no significa que en cuanto demos un sorbo de té ya estemos tranquilos y hayan desaparecido los problemas que teníamos antes en la cabeza. En realidad tenemos que llevar a cabo una pequeña ceremonia personal en la cual todo nos dirija hacia el camino de la relajación. Después de prepararnos el té es recomendable sentarse, despejar la cabeza y, si podemos, escuchar algún tipo de sonido o música relajante (los podéis encontrar como piezas sonoras en YouTube, por ejemplo).

Mientras nos estamos tomando el té intentemos desconectar la mente, liberar las tensiones y simplemente no pensar en nada. Deberíamos “notar” cómo los problemas van saliendo de nuestra cabeza a medida que damos pequeños sorbos de té y saboreamos esta bebida caliente que tan bien sienta. Por supuesto, no debéis beberos el té rápidamente, porque eso no resulta nada provechoso en ninguno de los aspectos.

Beneficia al sistema inmune

El té tiene la característica de ayudarnos de manera silenciosa. Es una bebida tan zen que se ocupa de que lo que hace bueno por nosotros lo haga desde las sombras. Por ejemplo, es capaz de beneficiar a nuestro sistema inmune. Lo hace proporcionando al organismo varias sustancias que nos ayudan. Una de ellas es la vitamina H y la otra los flavonoides, con los que aumentaremos la preparación del cuerpo para afrontar el enfrentamiento contra enfermedades o infecciones. También es sabido que el té verde tiene una capacidad muy particular que resulta positiva: aumentar el efecto de los antibióticos que estemos tomando para que sean más efectivos, pero sin alterar al cuerpo de una manera nociva. El sistema inmune puede fortalecerse en gran medida gracias al té, por lo que deberiamos tenerlo en cuenta si somos personas que tendemos a ponernos enfermas más de lo habitual.

Placer del té

Adiós a las caries

La salud de la boca es un factor que muchas personas dejan de lado por falta de tiempo o por creer que no es tan necesaria e importante como debería ser. Por suerte, existen formas de potenciarla de manera que no tengamos que esforzarnos de ninguna manera. Una de ellas es el consumo de té, que incorpora sustancias con las que las bacterías de la boca se ven muy debilitadas. La placa bacteriana, que es lo que pasa factura a nuestros dientes, se verá contrarrestada por el efecto del té, bebida en la cual encontramos flúor natural. Además, y manteniéndonos dentro de la boca como tema del que estamos hablando en este apartado, el té también puede ayudar a combatir la halitosis y la molestia que produce a quien la sufre.

Tu cerebro más activo

Hay pocas cosas que nos preocupen más que tener problemas cognitivos con el paso de los años. Nos da miedo que la memoria nos falle o que nuestro cerebro no rinda al mismo nivel en que lo hacía tiempo atrás. Por eso a lo largo de la vida hay que intentar aportar a nuestro organismo sustancias positivas que puedan contrarrestar esto. Y una de ellas es, como ya podéis haber imaginado, una bebida saludable como el té. En especial para esta función es recomendable el té verde, con el cual estimularemos el cerebro y la memoria para no vernos en esas terribles situaciones que se producen especialmente con el paso de las décadas.

Prevención de otras enfermedades

Pero si algo encanta a las personas que consumen té es saber que su ingesta significa que están ayudando a prevenir enfermedades de muy variados estilos. Las propiedades positivas del té, que circulan alrededor de la presencia de antioxidantes, permiten prevenir enfermedades como la diabetes y el cáncer. No se trata de un remedio que impida que estas enfermedades se sufran, pero sí que está comprobado que el cuerpo está mucho más fortalecido ante su posible aparición.

Por lo tanto, si todavía no has pensado en ir a la cocina a prepararte una taza de té, ya no sabemos qué decirte más para convencerte. Recuerda que de manera indudable el té es una excelente bebida que deberíamos tomar todos de forma frecuente y que es tan positiva que es imposible ignorarla. Además, seguro que cuando comiences a beberla no tardas en engancharte.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz