¿No te gusta el ejercicio?: 5 excusas, 5 consejos

Seguramente ya tienes en mente alguna excusa por la cual crees que no puedes hacer ejercicio. Sin embargo, en esta nota vas a ver que, en realidad, no estás muy convencido o convencida de eso.

Cuando a las personas no nos gusta algo, lo evitamos a toda costa. Pero, muchas veces, eso que evitamos puede aliviar ciertas molestias físicas, incluso, mentales.

Estos consejos no son mágicos, es decir, no se tratan de fórmulas o hechizos que lograrán que tu cuerpo se sienta y vea mejor sin moverlo o entrenarlo. Sin embargo, ocurrirá que, partir de ahora, verás que nada te detiene para hacer tan sólo unos minutos de ejercicio diario

.

Primero y principal, debes encontrar tu motivación por el deporte, busca los aspectos positivos de realizar actividad que te favorezcan. Comencemos desterrando mitos y excusas comunes.

1- “No tengo tiempo”: Es mejor decir “no tengo tiempo, pero si me organizo lo podré hacer”. La palabra tiempo no se refiere a una rutina de ejercicios de una hora, con diez minutos diarios puedes obtener grandes resultados. Recuerda que caminar es un modo eficaz de perder peso y reforzar la musculatura, no hacen falta aparatos o instructores.

2- “No me gusta hacer ejercicio porque me canso”: Una excusa que se relaciona con la anterior, ya que hacer ejercicio no significa correr una maratón. Si decimos esta frase, es porque en realidad nunca hicimos una buena rutina de actividad física, o porque tuvimos una mala experiencia y eso, quizás, nos hizo odiar a la gimnasia. Nunca demos por sentado que no nos gusta, siempre debemos tener nuestra mente abierta a aprender nuevas cosas.

3- “El gimnasio es muy caro”: Primero sé sincero o sincera y piensa si no estás gastando en otras cosas que, verdaderamente, no son necesarias. Quizás, con unos ajustes en tus cuentas, puedas pagarte uno. Si de verdad tu bolsillo está complicado, verás que la actividad en el gimnasio puede realizarse en casa, en el trabajo o andando por la calle, incluso en la plaza.

4- “No estoy en forma y me da vergüenza salir a entrenar”: Los resultados que podrás obtener en un gimnasio o haciendo actividad por tu cuenta son el mejor incentivo. Para darte ánimos, puedes convencer a un amigo para que comience contigo. Recuerda que, si tienes sobrepeso, tu salud está en riesgo. Seguramente el instructor del gimnasio sabrá guiarte de la mejor manera. Finalmente, te sentirás orgullosa contando a los demás sobre tus kilos bajados.

5- “Cuando me ejercito me duelen la espalda y las articulaciones”: A menos que tu médico te haya recomendado no hacer ejercicio, que es muy poco probable, esta excusa tampoco vale. Verás que, para cada afección hay una actividad preparada. Tus huesos pueden doler porque tu masa muscular no es suficiente, entonces, son los únicos que soportan todo el peso. Por lo tanto, el ejercicio es lo mejor para evitar trastornos óseos futuros.

Vía:

Drcormillot.com

Familiaymujer.com

Gimnasiototal.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz