No olvides incluir frutos secos en tu dieta, para un mejor corazón y sistema cardiovascular

frutos-secos

Dentro de una dieta saludable y variada, los frutos secos deberían tener su lugar. Además de proteínas y nutrientes, y tener un buen poder saciante, un estudio reciente realizado por un especialista norteamericano ha concluido que el consumo regular de estos frutos reduciría el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o de morir de una cardiopatía isquémica hasta en un 50 por ciento.

Se trató en concreto del científico Joan Sabaté, quien constató los beneficios de las nueces y demás frutos secos -lleva más de 20 años estudiando los beneficios de estos alimentos sobre el organismo humano- en otro trabajo realizado, cuyos resultados se publicaron en la revista especializada New England Journal of Medicine.

El especialista quiso dejar en claro que un consumo medido y regular de frutos secos no engorda, en relación a con esta creencia generalizada. Al contrario, aporta nutrientes de calidad, grasas cardiosaludables, proteínas y fibra que brinda mayor sensación de plenitud.

Al comerlos dejamos de comer otras cosas“, añadió en este sentido. Si bien aún no está comprobado, Sabaté mencionó que se ha vinculado la ingesta de frutos secos con un aumento del metabolismo basal, lo que sería aún de mayor ventaja para las personas que quieran bajar o mantenerse en su peso adecuado.

El experto explicó que en la dieta se debería incluir todo tipo de frutos secos, sin olvidar de las tan mentadas nueces de la Dieta Mediterránea, pero la variedad es más amplia: almendras, avellanas, pistachos, castañas, castañas de cajú, etc. En todos los casos, las grasas que aportan son benéficas para la salud cardiovascular, e incluso algunos de estos frutos contienen ácidos poliinsaturados u Omega-3.

Así también -y como bien destacó Sabaté- se ha demostrado que el consumo regular de frutos secos puede ayudar a reducir el colesterol: en un 10 por ciento el LDL o malo, según los resultados de un estudio de PREDIMED. De forma similar, los triglicéridos bajan.

El investigador apuntó que, por suerte, en las dos últimas décadas ha aumentado el consumo de frutos secos, tanto en las sociedades que lo consumían ya en su dieta, como en aquellas que solo los tomaban en ocasiones especiales, como la Navidad.

A nivel individual se ha multiplicado el consumo por cinco”, precisó. Asimismo, la producción “se ha quintuplicado“, en especial, en ciertas zonas de Estados Unidos, como California.

Pero la mejor noticia de los últimos años y los estudios realizados, ha sido que se comprobó que el consumo frecuente de frutos secos reduciría hasta en un 50 por ciento el riesgo de infarto de miocardio o de morir de una enfermedad isquémica.

¿Cuál es la dosis recomendada? Sabaté recordó que se considera una ración saludable unos 30 gramos diarios (de los frutos secos que se prefiera, cuanto más variedades se incluyan, mejor).

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz