No comer grasas, un estudio dice que es perjudicial

No comer grasas en carne

En el momento en el cual decidimos llevar a cabo una dieta nos planteamos eliminar de nuestro día a día los alimentos que contengan una gran cantidad de grasas. No comer grasas parece lógico, así que todos lo hacemos de inmediato. Algunas veces acudimos a especialistas para que nos hagan un seguimiento, otras veces nosotros mismos nos planificamos las comidas, pero en ambos casos hay algo que coincide: creemos que los alimentos grasos no debemos consumirlos bajo ninguno de los conceptos. ¿Y si te dijéramos que esta creencia es completamente equivocada? Pues eso es lo que ha desvelado un estudio: ahora para adelgazar muchos expertos recomiendan no abandonar las grasas.

No comer grasas es un error

Hace tiempo que en la sociedad se ha asentado la idea de comer sano y llevar una vida saludable. La tónica general ha sido eliminar de la dieta la mayoría de alimentos con un alto contenido graso e introducir alimentos light o bajos en calorías. Esto es un error según ha confirmado un reciente estudio realizado en Inglaterra. El informe titulado Eat Fat, Cut the Crabs and Avoid Snacking to Reverse Obesity and Type 2 Diabetes (Coma grasa, corte los carbohidratos y evite comer entre horas para revertir la obesidad y la diabetes tipo 2) ha revolucionado el mundo de la nutrición. Tal ha sido el revuelo que muchos medios de comunicación ingleses lo han publicado y le han dado cobertura.

El estudio se ha llevado a cabo tomando como referencia los índices de obesidad que presenta la mayor parte de la población de Gran Bretaña. Unos índices que además no paran de crecer, motivo por el cual la preocupación de los expertos es cada vez mayor. Así se ha llegado a la conclusión de que el error llega tras haber analizado el tipo de alimentación que se ha impuesto y los productos que se recomiendan para las dietas adelgazantes.

Un estudio que lo explica todo

El informe es claro: la eliminación de grasas está teniendo efectos muy negativos en la salud de la población. No por ello quiere decir que ahora tengamos que tomar alimentos muy grasos, pero sí aquellos que contengan esta sustancia pero no aporten demasiadas calorías. No todas las grasas engordan, de hecho la mayoría de ellas son fundamentales para nuestro organismo, puesto que son una rica fuente de energía. Según los expertos, las grasas no son las culpables de que engordemos. Esta es una idea equivocada que permanece asentada en la sociedad.

Aunque se sigue apostando por ciertos alimentos saludables y bajos en calorías para adelgazar algunos especialistas han comentado que la mejor opción es incluir en las dietas los alimentos básicos que nunca se deberían de haber perdido. Así nos invitan a tomar mayor cantidad de carne o de pescado y añadir huevos, entre otras cosas.

No comer grasas en filetes

¿El miedo es infundado?

Desde hace unos años se ha establecido un cierto temor a ingerir alimentos con grasas saturadas, ya que existe la creencia de que estas facilitan el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y los ataques al corazón pueden llegar a ser habituales. Pero esto difiere mucho de la realidad, puesto que científicamente se ha demostrado que esta afirmación es completamente falsa. La reacción natural ha sido empezar a tomar otro tipo de alimentos a los que han catalogado de saludables y que supuestamente son mejores para nuestro organismo. Pero como decíamos antes, los famosos productos light que contienen menos calorías no son la solución. Los expertos no recomiendan abusar de estos alimentos, sobre todo si padeces de diabetes de tipo 2. Son alimentos más manipulados y la falta de grasas y otras sustancias pueden traer consecuencias graves a nuestro cuerpo.

Contra todo pronóstico, los hábitos de alimentación han dado un giro de 180 grados. Estábamos todos equivocados. Lo ideal para adelgazar son las dietas que contengan alimentos ricos en grasas y no incluir tanto los hidratos de carbono. Muchos apuntan a que esta creencia se ha extendido debido a la publicidad agresiva que algunas marcas hacen de sus productos. El poder que tienen ciertas campañas de marketing han hecho mella en la sociedad, haciendo creer que los alimentos grasos son realmente perjudiciales para nosotros.

Hay que tenerlo todo en cuenta

Ahora con este nuevo informe se ha demostrado el tipo de dieta que debemos llevar a cabo, aunque no en todo estamos equivocados. A pesar de que los datos científicos han revelado la importancia de las grasas en una dieta también se ha explicado que todo aquel que quiera adelgazar deberá realizar ejercicios físicos de forma diaria y por supuesto no picotear entre horas, además de dejar de contabilizar las calorías que ingerimos día tras día.

Hay que decir que para perder peso no es tan importante la cantidad como la calidad de los alimentos e igualmente también cobra relevancia la frecuencia con la que comemos. Es saludable tomar ciertos alimentos entre horas, pero no nos valdrá cualquier cosa para “matar” el gusanillo. Recuerda, si vas a ponerte a plan y tu objetivo es quitarte esos kilos de más no dejes a un lado los alimentos grasos, inclúyelos en tu dieta. Evita los productos bajos en calorías que  no sean sanos, haz deporte y lleva una vida equilibrada y saludable. Pronto notarás los resultados.

Al contrario de lo que pensabas, no comer grasas es una mala idea, porque son unas buenas compañeras para adelgazar y no son perjudiciales para nuestro organismo. Pero todo hay que hacerlo con lógica y con sentido, sin extremismos y entendiendo lo que es bueno y lo que es malo para nuestro organismo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz